Al menos 15 entidades se sumaron al llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador para regresar a clases presenciales en agosto; sin embargo, otro bloque de 12 estados se manifestó por que el retorno a las aulas sea solo con semáforo verde y cinco más analizan una modalidad híbrida.

Los gobiernos de Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit, Guerrero, Michoacán, Hidalgo, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, NL, Campeche y Colima coincidieron en que serán sus autoridades sanitarias las que tomen la decisión, por lo que las clases seguirán a distancia el próximo ciclo escolar.

Incluso la Secretaría de Educación de Guerrero agregó que no bastará con tener semáforo en verde para reactivar las clases; también deberán cumplir protocolos, contar con la infraestructura necesaria, como agua potable, y lograr el consenso entre padres de familia y maestros.

En Quintana Roo ven complicado volver a clases presenciales, ya que la curva de contagios no disminuye desde mayo; en Tamaulipas, el gobernador Francisco García dijo que el regreso será gradual, cautelosa y prudente para no exponer a menores.

En contraste, 15 entidades respaldan el llamado del Presidente, incluidas Ciudad de México, donde la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, considera “fundamental” hacerlo el 30 de agosto, aunque las hospitalizaciones crecen la vacunación avanza.

Baja California y Sinaloa planean un modelo híbrido, con lecciones presenciales en algunas escuelas; en Puebla, el gobernador Miguel Barbosa consideró “impostergable” el regreso a las aulas, pero la Secretaría de Educación localaclaró que será voluntario.

El mandatario de Jalisco, Enrique Alfaro, dijo que se revisa el panorama sanitario estatal, a fin de que “a más tardar el lunes” se pueda hacer un planteamiento sobre el regreso a clases programado para el 23 de agosto.

A la lista se suman Yucatán, Veracruz, San Luis Potosí, Chiapas, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, Tabasco, Sonora y Zacatecas. En Oaxaca se contempla reanudar actividades de forma voluntaria, paulatina y escalonada, pero algunos municipios no descartan clases a distancia.

En veremos está el Estado de México, donde sus autoridades informan que se mantendrán pendientes de las disposiciones que emita la SEP; Morelos, Coahuila y Tlaxcala aún no deciden cual será la dinámica.

Inmunidad de rebaño

Alejandro Macías, ex comisionado de influenza en México y catedrático de la Universidad de Guanajuato, dijo que el impacto de la tercera ola dependerá de la aceleración de la vacunación y de las medidas de cuidado, incluso, de las que ya están inmunizadas y con esquemas completos.

Aseguró que “estamos viendo el último coletazo de esta etapa epidémica” que nos llevará tres o cuatro meses, “cuando hay muchos vacunados y mucha gente (tenga inmunidad natural) tras haberse infectado, estaremos cerca de esa inmunidad de rebaño”.

Francisco Moreno, jefe epidemiológico del Centro Médico ABC, alertó que la variante Delta tiene un indicador en el que una sola persona infectada puede contagiar a otras ocho o nueve. “Es una enfermedad mucho más contagiosa de lo que ya era inicialmente”, advirtió

Al reconocer el aumento de contagios, Guillermo Torre, rector de TecSalud y vicepresidente de Investigación del Tecnológico de Monterrey, contó que “tenía 25 pacientes internados y ahora son 85 pacientes graves, en menos de una semana”.

Compartir