Adultos de 40 a 49 años que habitan en la ciudad de Oaxaca, recibieron ayer la segunda dosis de la vacuna anti Covid de Pfizer-BioNTech, para completar el esquema diseñado por las autoridades sanitarias para inmunizar a la población contra el virus SARS-CoV-2.

Como en cada proceso, hasta con 36 horas de anticipación muchas personas apartaron un lugar para garantizar la aplicación de la vacuna, lo que generó inconformidades en quienes serían inmunizados, pues como en las anteriores ocasiones se generó un descontrol absoluto.

En las inmediaciones del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), uno de los tres centros de aplicación, un grupo de personas fueron denunciadas por apartar lugares y cobrar entre 30 y 100 pesos, por lo que intervino la Policía Municipal y personal de la delegación de Bienestar para evitar este tipo de prácticas.

En la actual jornada de vacunación, comprendida en el periodo del 22 al 24 de julio se observó el mismo desorden que ha imperado desde que inició la inmunización contra la Covid-19, sólo que ahora con la modalidad de que hubo personas que cobraron por apartar espacios.

De acuerdo con el plan, si las personas se vacunaron el 11 de junio les correspondería el 22 de julio, si la aplicación fue el 12, asistirán el 23 y si se vacunaron el 13 de junio, la segunda dosis la recibirán el 24 de julio.

En esta ocasión se destinaron 27 mil dosis que fueron distribuidas en los tres centros de aplicación como son el ITO, el Gimnasio Universitario y las instalaciones de la Vigésima Octava Zona Militar, para atender a la población de 40 a 49 años de edad.

Aunque para algunas personas, el desorden fue menor que en otras ocasiones, sin embargo, la denuncia de venta de espacios en el exterior de los puestos de vacunación alertó a las autoridades, pues la aplicación del inmunológico es gratuita y no debe generar ningún gasto a las personas.

Afuera del Instituto Tecnológico de Oaxaca se registró un altercado cuando algunas personas quisieron formarse pero los enviaron a otros puntos de vacunación, pues les señalaron que los primeros sitios eran para las personas que se habían anotado en listas.

Y es que un grupo de ciudadanos, con la justificación de apoyar en el orden, anotaron a quienes llegaban a realizar fila incluso con 24 horas de anticipación, y ofrecieron quedarse en su lugar por una cantidad.

Cobraron entre 20 y 100 pesos, lo que generó molestia y que se denunciara ante los integrantes de la Brigada Correcaminos que es responsable de la campaña de vacunación, quienes llamaron a la Policía Municipal.

Los uniformados acompañaron a los llamados servidores de la nación a organizar a las personas en unifilas, además a retirar las listas que habían sido colocadas en las paredes de la institución para que las personas se acomodaran.

Los representantes de la Secretaría de Bienestar del Gobierno Federal exhortaron a los supuestos organizadores de las listas a dejar esta práctica, pues en el momento en que fueran sorprendidos, serían detenidos y remitidos ante las instancias correspondientes.

 

,……………………………………………………………………………………………………….

 

Compartir