Los precios del petróleo subían manteniendo las fuertes ganancias de sesiones anteriores, ante expectativas de suministros más ajustados hasta fin de año a medida que las economías se recuperan de la crisis del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19.

El Brent ganaba 77 centavos, o 1.1 por ciento, a 73 dólares el barril tras subir un 4.2 por ciento en la sesión anterior. El West Texas Intermediate subía 81 centavos, o 1.15 por ciento, a 71.11 dólares el barril luego de ganar 4.6 por ciento ayer.

«Han surgido algunos puntos débiles en la recuperación de la demanda de petróleo, pero es poco probable que eso cambie fundamentalmente la perspectiva», indicó Morgan Stanley en una nota.

Los miembros de OPEP + acordaron esta semana aumentan el suministro de petróleo en 400 mil barriles por día de agosto a diciembre para enfriar los precios y satisfacer la creciente demanda.

Pero la demanda de todas maneras superaría la oferta en el segundo semestre, lo que llevaría a que los precios del Brent se negociaran entre 75 y 79 dólares por barril durante el resto de 2021, dijo Morgan Stanley.

Los inventarios de crudo en Estados Unidos, el principal consumidor de petróleo del mundo, aumentaron inesperadamente en 2.1 millones de barriles la semana pasada a 439.7 millones de barriles, por primera vez desde mayo, mostrada datos de la Administración de Información de Energía.

Los analistas de Barclays también esperaban un descenso más rápido de lo esperado en las existencias mundiales de crudo a niveles previos a la pandemia, lo que llevó al banco a elevar su pronóstico para el barril en 2021 en 3 a 5 dólares para promediar 69 dólares por barril.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir