El clavadista yucateco, Rommel Pacheco, partió rumbo a Tokio en busca de una medalla para nuestro país.

Rommel es abanderado de la delegación mexicana y encabezó a los equipos olímpicos de: clavados, gimnasia artística y rítmica y judo.

Ya en el aeropuerto Rommel comentó: “Estoy contento por ya estar aquí documentado, pero muy emocionado por estar 18 años con Ma Jin juntos entrenando”.

“Estos van a ser mis últimos Juegos Olímpicos y la verdad estoy contento, podría estar melancólico, pero me voy muy feliz porque siempre lo he dado todo”, agregó Rommel.

También, mencionó que mantiene la misma pasión que ha tenido desde Atenas 2000 y la demostrará para regresar con una medalla.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Deportrece

 

Compartir