El gobierno federal decretó la expropiación de más de 136 hectáreas de Santa Cruz Xoxocotlán a favor del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para destinarse al desarrollo de proyectos de investigación, protección, conservación, restauración y difusión de la zona arqueológica de Monte Albán.

Asimismo, se informó que a las autoridades comunales ya se les hizo un pago de 100 millones de pesos, por lo que tendrán que indemnizar 59 millones 270 mil pesos a la comunidad y a los vecinos que pudieran resultar afectados.

De acuerdo con el decreto expropiatorio, la participación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano es fundamental para concluir el procedimiento, pues solamente se ejecutará hasta que se concluya la indemnización establecida.

Al destacar que la expropiación se hace por causa de utilidad pública, en una superficie de 136-44-27 hectáreas de la comunidad Santa Cruz Xoxocotlán, a favor del INAH, se pone fin a una serie de conflictos con autoridades municipales, comunales y avecindados que estaban asentados en un área fuera del polígono y que era reclamada también por el gobierno federal.

La zona de monumentos arqueológicos de Monte Albán abarca Atzompa, San Pedro Ixtlahuaca, Santa Cruz Xoxocotlán y Oaxaca de Juárez y desde 1993 se decretó el perímetro y se declaró zona arqueológica.

La disputa por un área comunal y municipal llevó en 2018 al INAH y a las autoridades comunales a firmar un convenio para que se autorizara la ocupación de 139 hectáreas, por las que el INAH tuvo que pagar 100 millones de pesos.

Actualmente, el área expropiada es motivo de estudios, investigaciones, restauraciones y protección por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Hace tres años, en 2019, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano se inició el procedimiento de expropiación en el expediente DGPR/SOE20OA/0001INAH/2019.

En la publicación realizada en el Diario Oficial de la Federación se destaca que desde 1974 se titularon y reconocieron bienes comunales a Xoxocotlán por poco más de 628 hectáreas y en 2016 se llevó a cabo una asamblea de comuneros que determinó hacer las delimitaciones correspondientes.

Fueron 293 comuneros los que aprobaron los procedimientos que se iniciaron en Xoxocotlán para delimitar la zona arqueológica y evitar más conflictos entre autoridades y particulares.

Fue el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indabin) el que consideró el valor comercial de la superficie a expropiar, por un monto de 159 millones 270 mil pesos, por lo que los primeros 100 millones de pesos fueron pagados en tres exhibiciones y lo que falta, 59 millones 270 mil pesos serán pagados a favor de la comunidad o de las personas que acrediten a que tienen derecho a esta por tener usos de terreno común.

De acuerdo con el decreto, los beneficios que traerá la expropiación, entre otros son vincular a las comunidades inmediatas a la zona arqueológica con su patrimonio; preservar el patrimonio histórico de la zona arqueológica, con el fin de generar una cultura de conservación de los valores patrimoniales, así como el incremento de turistas y por ende una mayor derrama económica, lo que contribuiría no solo en uno de los objetivos fundamentales del Instituto Nacional de Antropología e Historia como lo es la difusión del patrimonio cultural para goce y disfrute de los mexicanos, sino también, al conocimiento del grandioso pasado histórico de los mexicanos, conservándose así su memoria histórica.

Con esta medida, el Gobierno Federal busca proteger a la zona arqueológica de Monte Albán de invasiones por parte de grupos que han ocupado importantes extensiones de tierras que corresponden al área de protección de esa ciudad zapoteca.

Fue Monte Albán, fundado en el 55 a.C., el principal enclave de poder en los valles centrales de Oaxaca (llegó a tener cerca de 35.000 habitantes), hasta su declive en el 800 d. C. Más tarde, los mexicas lo llamarían Ocelotepec (Monte del Juagar) y los mixtecos, Yucucúi (Cerro Verde). El actual nombre, Monte Albán, se lo dieron los españoles.

 

……………………………………………………………………………………………………………

 

Compartir