Max Verstappen (Red Bull) se estrelló contra las barreras de seguridad, antes de salir por su propio pie de su monoplaza, luego de un choque con Lewis Hamilton (Mercedes), este domingo en la primera vuelta del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1.

Mientras que el holandés debió abandonar la carrera, el británico recibió una penalización de 10 segundos y, a pesar de ello, logró imponerse en el circuito de Silverstone y acortar las diferencias con el líder, quien se mostró muy molesto desde el hospital.

Antes de subir al podio, el séptuple campeón del mundo hizo su descargo y aseguró que Mad Max no le dejó espacio para doblar en esa curva.

“Siempre trato de ser mesurado en mi enfoque, particularmente cuando lucho con Max”, explicó Hamilton sobre la lucha que protagoniza con Verstappen desde el inicio de la temporada.

“Sabes, es muy agresivo. Y luego hoy, quiero decir, estaba completamente a su lado y no me dejó ningún espacio. Pero independientemente de si estoy de acuerdo con la pena o no, la tomo. Y seguí trabajando”, argumentó el piloto de Mercedes, que con su victoria número 99 consiguió recortar distancias en su lucha por la punta del campeonato.

“He estado dando todo lo que tengo la semana pasada, he estado en la fábrica y lo he dado absolutamente todo. Solo trato de descubrir el rendimiento de este auto con el equipo. Y estoy muy orgulloso de todos por seguir trabajando, a pesar de que hemos tenido un pequeño déficit”, sentenció sobre su performance.

Finalmente, sobre el ambiente que se vivió en el condado de Northamptonshire (Inglaterra), en el que miles de fanáticos pudieron vibrar con el GP de Gran Bretaña, Hamilton reconoció: “Fue enormemente abrumador y, oh Dios, fue una carrera tan difícil físicamente. Qué buen clima. Tenemos el mejor, el mejor público, nuestro público local es el mejor.

“Quiero decir, no hay ningún lugar al que vayamos, donde veamos gente así. No tienen lo que tenemos nosotros. Estoy muy agradecido con los fanáticos”, concluyó.

“Hamilton nunca estuvo cerca”, dijo el jefe del equipo, Christian Horner. “Todos los pilotos que han conducido en este circuito saben que no se mete una rueda por el interior de Copse. Es un accidente enorme y fue una curva 100% de Max. En lo que a mí respecta, toda la culpa es de Hamilton, que nunca debería haber estado en esa posición”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Infobae

 

 

Compartir