Las vacunas contra el coronavirus en un sistema inmunológico débil probablemente, en comparación a una persona sana, no funcionan tan bien, aunque sí deberían ofrecer cierto grado de protección contra la pandemia del covid-19, por lo mismo es que sigue siendo igual de importante que estos grupos de la población se inoculen.

Sea por cualquier enfermedad o medicamento, los expertos recomiendan la vacunación a la gente con el sistema inmunitario debilitado. También es importante que su familia, amigos y cuidadores se inmunicen, lo que reducirá la probabilidad de que le transmitan el virus.

Alrededor del tres por ciento de los adultos estadunidenses tiene el sistema inmunológico debilitado. Entre ellos están quienes tienen VIH o sida, los receptores de trasplantes, algunos pacientes con cáncer y otros con patologías autoinmunes como artritis reumatoide, enfermedad inflamatoria intestinal y lupus.

Las vacunas contra el covid-19 no se han estudiado en un gran número de personas en esta situación. Pero los datos limitados y la experiencia con las de la gripe y la neumonía sugieren que no funcionarán tan bien como en el resto de la población. Esto supone que los afectados deben seguir tomando precauciones como utilizar mascarilla y evitar grandes multitudes.​

«Es prudente tomar todas las precauciones que se estaban aplicando antes de estar vacunado», dijo el doctor Ajit Limaye, experto en trasplantes de la Universidad de Medicina de Washington en Seattle.

Aunque la mayoría de los pacientes con cáncer debe vacunarse tan pronto como sea posible, quienes reciban un trasplante de células madreo o una terapia de células T con CAR deben esperar al menos tres meses después de finalizar el tratamiento para inmunizarse, según los lineamientos de la Red Nacional Integral del Cáncer. Esta demora asegurará que los fármacos funcionan lo mejor posible.

En el caso de los receptores de trasplantes, los investigadores están estudiando si una dosis extra podría hacer que la vacuna sea más efectiva ante la pandemia.

En Francia se recomienda una tercera dosis de la vacuna contra el covid-19 en pacientes inmunodeprimidos, incluyendo los receptores de órganos. Israel comenzó recientemente a poner una inyección extra de la desarrollada por Pfizer-BioNTech a personas trasplantadas y a otras con sistemas inmunológicos débiles.

Por su parte, en Estados Unidos, algunos buscan una tercera dosis por su cuenta con la esperanza de obtener una mayor protección a pesar de que el gobierno federal no ha autorizado la vacunación extraordinaria.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir