Las autoridades mexicanas identificaron los restos de Jhosivani Guerrero, uno de los estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, en la barranca de la Carnicería, lejos del basurero donde la versión oficial decía que habían sido quemados los jóvenes.

Así lo informó este martes a la prensa el abogado de las familias, Vidulfo Rosales, al salir de una reunión de los padres y madres de los desaparecidos con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional.

Este hallazgo llega casi un año después de la identificación de Christian Alfonso Rodríguez, otro de los estudiantes, cuyos restos fueron encontrados en la misma barranca.

 

Esta nota originalmente se publicó en PULSOslp

 

Compartir