Londres

  • Este tratamiento pertenece a un grupo de fármacos que simulan los anticuerpos naturales que el cuerpo produce para luchar contra una infección.

La farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca admitió este martes que un estudio de su tratamiento con anticuerpos monoclonales -AZD7442- no cumplió con el principal objetivo de prevenir la COVID-19 sintomática en participantes recientemente expuestos al virus SARS-CoV-2.

En un comunicado, la empresa anglo-sueca indicó que los participantes en este ensayo eran mayores de 18 años que no habían sido vacunados y que habían estado expuestos a una persona con coronavirus en un periodo de ocho días.

AZD7442 redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 sintomática en un 33 por ciento en comparación con un placebo, que no fue estadísticamente significativo, de acuerdo con la compañía.

El experto en Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado Myron Levin resaltó en la nota la importancia de contar con tratamientos para personas que no pueden ser vacunadas contra la COVID-19.

El tratamiento con anticuerpos monoclonares pertenece a un grupo de fármacos que simulan los anticuerpos naturales que el cuerpo produce para luchar contra una infección.

 

Esta nota originalmente se publicó en SinEmbargo

 

Compartir