Los programas sociales otorgados a adultos mayores, personas con discapacidad y estudiantes de escuelas públicas no lograron posicionar a los candidatos de Morena, pues entre las 100 alcaldías a las que el gobierno federal destinó más recursos los morenistas perdieron 45.

De acuerdo con una revisión al Padrón Único de Beneficiarios (PUB) de la Secretaría del Bienestar, con corte a marzo de 2021, la 4T destinó 24 mil 669 millones de pesos a un centenar de alcaldías para financiar al menos 40 proyectos dedicados al apoyo de grupos vulnerables, así como al desarrollo económico del campo y pequeños productores.

De hecho, 66 por ciento de los recursos se destinaron a municipios gobernados por Morena. Esta estrategia le permitió al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador retener 41 de las 58 alcaldías ganadas hace tres años y arrebatar otras 14 a los gobiernos de oposición.

En los 17 municipios que los alcaldes morenistas perdieron ante la oposición, el gobierno federal destinó 3 mil 206 millones de pesos mediante los programas de pensiones sociales, a personas con discapacidad o a becas para estudiantes de escuelas públicas de todos los niveles. Dicha cantidad representa casi 13 por ciento de los 24 mil 669 pesos mencionados.

Entre las alcaldías que los candidatos de Morena no pudieron retener, la mayoría se centró en cuatro entidades: Ciudad de México (Azcapotzalco, Álvaro Obregón y Tlalpan), Chiapas (Ocosingo, San Cristóbal de las Casas y Comitán), Estado de México (Atizapán, Toluca, Naucalpan y Tlalnepantla) y Guerrero (Zihuatanejo y Chilapa).

Por el contrario, en las 14 alcaldías que los morenistas arrebatararon a los partidos de oposición se repartieron 2 mil 893 millones de pesos para financiar los programas sociales y la mayoría se ubica en entidades como Chiapas, Estado de México y Veracruz.

Desde el inicio de la presente administración diversos actores políticos de la oposición han denunciado el uso clientelar de los programas sociales creados por la 4T, que consisten en dar apoyos económicos sin la necesidad de intermediarios. Además, en marzo pasado el PRD en la Cámara de Diputadoscatalogó la entrega universal de recursos económicos como un “despilfarro”.

Los resultados electorales arrojaron que los siete municipios que recibieron más recursos provenientes de los por programas sociales durante el primer trimestre de 2021 fueron retenidos por abanderados morenistas y, en conjunto, captaron 4 mil 108 millones de pesos, equivalentes a 17 por ciento del monto recibido por las 100 alcaldías con más apoyos sociales.

Las demarcaciones más beneficiadas fueron Acapulco, Guerrero (683.7 mdp); Centro, Tabasco (600.3 mdp); Tijuana, Baja California (597 mdp); Gustavo A. Madero, CdMx, (585 mdp); Culiacán, Sinaloa (565 mdp); Iztapalapa, CdMx (561 mdp) y Mexicali, Baja California (514 mdp).

La lista del top 10 la completan León, Guanajuato; Monterrey, Nuevo León y Puebla, Puebla, que donde ganó la oposición.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir