Dueña de un talento impresionante, Sonia Amelio se ha desarrollado como bailarina, música, coreógrafa y actriz, y es una de las mejores intérpretes y arreglistas de castañuelas a nivel mundial. Ahora, la Prima Ballerina nos ofrece una presentación inolvidable de danza y crótalos, donde desplegará las diversas técnicas que desarrolló y ha dominado por décadas, mientras es acompañada por la partitura de los grandes maestros como Bach, Tchaikovski, Rimsky-Korsakov, Brahms y Chopin.

Considerada Mexicana Universal y Embajadora de la Paz, Sonia Amelio ha sido galardonada con más de 430 premios nacionales e internacionales a lo largo de su fructífera carrera. Como bailarina ha recorrido los más célebres teatros y salas de concierto del mundo. En Rusia fue distinguida con la máxima presea que se otorga a un artista extranjero, la Medalla Pushkin. Como actriz participó en 14 películas, diversos programas de televisión, así como obras de teatro. En el apartado musical, desde hace mucho se le ha considerado la mejor crotalista del mundo, siendo constantemente invitada a participar en orquestas de todo el globo.

En la actualidad se desempaña como coreógrafa y directora de orquesta, además desde 1995 emprendió una Cruzada Mundial del Arte por la Paz a través de la cual ha llevado por los cinco continentes su singular estilo, en el que une las diversas técnicas que domina.

Ahora, Sonia Amelio regresa a los escenarios con un concierto que será un espléndido recorrido por las diversas técnicas que creó para sus amadas castañuelas, así como una revisión de su expresión corporal y la excelencia en la danza que llegó a tener, todo intercalado por breves videos donde podremos apreciar su genio y potencia creativa.

Sumérgete en el Concierto de Gala de la maestra Sonia Amelio el domingo 13 de junio a las 18:00 horas en el Teatro Raúl Flores Canelo del Cenart; el costo del boleto es de 132 pesos y puede adquirirse en taquilla o a través del sistema Ticketmaster. El uso de cubrebocas es obligatorio, así mismo se debe guardar la sana distancia y se recomiendo portar careta.​

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

 

Compartir