La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, llegó este martes a Palacio Nacional para reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien abordará la crisis migratoria en la región.

Harris arribó a las 9:59 h local, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, a la sede presidencial, donde fue recibida por el mandatario mexicano.

“Mucho gusto“, le dijo el mandatario, mientras que ella le respondió: “Estoy muy feliz de estar aquí“.

Acto seguido, López Obrador, quien a diferencia de la vicepresidenta estadounidense no llevaba cubrebocas, condujo a Harris al Patio de Honor de Palacio Nacional, adornado con banderas mexicanas y estadounidenses, donde ambos atestiguaron la firma de un memorándum de cooperación migratoria entre ambos Gobiernos.

“Vamos a hablar con la vicepresidenta y nos da mucho gusto que nos visite. Vamos a hablar del tema migratorio pero atendiendo las causas”, expresó ante la prensa López Obrador antes de iniciar el encuentro privado.

La vicepresidenta estadounidense, encargada de la gestión migratoria por parte de la Casa Blanca, aterrizó la noche del lunes en la Ciudad de México tras una visita a Guatemala y partirá hacia Washington este martes por la tarde.

Firma del memorándum de cooperación migratoria entre ambos Gobiernos.

Al aterrizar en México, la portavoz de la vicepresidenta, Symone Sanders, dijo a la prensa que ambos países firmarían un memorándum que abordará “la cooperación entre las agencias de desarrollo que trabajan en Centroamérica”.

Este memorándum establecerá la forma en que ambos países cooperarán en la región con medidas enfocadas a dar oportunidades a la juventud y también a campesinos mediante un programa de reforestación.

Explicó que la reunión entre López Obrador y Harris servirá para continuar la conversación virtual que mantuvieron en mayo pasado, en la que acordaron “ampliar la cooperación entre Estados Unidos y México para atender las causas de la migración” en Guatemala, Honduras y El Salvador.

Durante el encuentro, ambos hablarán sobre la seguridad en la frontera común, el desarrollo económico de Centroamérica y el sur de México.

También se prevé que se trate la reforma laboral mexicana, el desarrollo empresarial y la lucha contra la trata de personas.

“También hablarán específicamente sobre la migración en la frontera entre Estados Unidos y México, tanto al intensificar la aplicación de la ley como al asociarse para abordar las causas fundamentales de esta”, dijo la portavoz de Harris.

Tras reunirse con López Obrador, la vicepresidenta se desplazará a un céntrico hotel de la capital, donde se reunirá con mujeres emprendedoras y líderessindicales, para posteriormente ofrecer una rueda de prensa.

La gira de tres días de Harris por Guatemala y México, su primer viaje al extranjero desde que tomó posesión en enero pasado, tiene como principal objetivo la búsqueda de soluciones a la migración irregular, que va en ascenso.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, en inglés) de Estados Unidos, en abril pasado fueron detenidos 178 mil 120 indocumentados en la frontera con México, la cifra más alta para ese mes desde el 2000.

Durante una rueda de prensa en Guatemala, Harris lanzó un mensaje a los migrantes indocumentados, a los que pidió: “no vengan” a Estados Unidos.

Ante la visita de Harris a México se desplegó un fuerte operativo de seguridad en los alrededores de Palacio Nacional como parte de los preparativos y la estrategia para custodiar a la vicepresidenta.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en López-Dóriga Digital

 

Compartir