Volvió la selección mexicana a la acción en este verano y, con ella, regresaron los problemas ocasionados por el grito homofóbico en los estadios, mismo que hizo su aparición en los tres encuentros más recientes.

Y no únicamente fue el grito por el que la FIFA ha señalado a México, sino también por la violencia que protagonizaron los aficionados en el duelo ante Estados Unidos por la final de la Concacaf Nations League al haber lanzado objetos a la cancha, además de que algunos se colaron a la misma.

Por lo tanto, la Federación Mexicana de Futbol envió un comunicado pidiendo a los seguidores del Tri, tal y como había señalado Guillermo Ochoa, pidiendo que el grito homofóbico sea erradicado por el riesgo de perder la clasificación a la Copa del Mundo.

«Tras los hechos ocurridos en el pasado partido del MexTour en Dallas y los partidos correspondientes a Nations League de la Concacaf, la FMF exhorta a los aficionados a evitar el grito discriminatorio, nuestro mayor rival, por él podemos perder el partido incluso, quedar fuera del Mundial. Así como también evitar los actos de violencia desde la tribuna hacia el terreno de juego.», señala la federación.

El comunicado finaliza señalando que deben evitarse las manifestaciones ofensivas, discriminatorias «o de violencia» que «no representan al México de hoy, ni a quien por años ha sido reconocida como la mejor afición del mundo».

Durante los juegos de la selección mexicana ante Islandia (Amistoso) y de la Liga de Naciones frente a Costa Rica y Estados Unidos, el sonido local avisó sobre una posible suspensión del partido, en los dos más recientes este se detuvo por unos minutos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir