Davinci y Veritas son los nombres de las dos misiones que la NASA mandará a Venus en 2026, con el fin de continuar con la exploración de este planeta, donde la agencia espacial estadunidense no ha estado en los últimos 30 años.

«Estas dos misiones hermanas tienen como objetivo descubrir por qué Venus se convirtió en un mundo infernal y ofrecen a la comunidad la oportunidad de investigar un planeta en el que no hemos estado en 30 años», aseguró en un discurso el administrador de la NASA, Bill Nelson.

​Nelson explicó que la misión Davinci investigará en profundidad la atmósfera de este planeta, mientras que Veritas se centrará en la topografía de Venus.

Davinci

Esta misión medirá la composición de la atmósfera de Venus para comprender cómo se formó y evolucionó, así como para determinar si el planeta alguna vez tuvo un océano.

La misión consistirá en una esfera descendente que se sumergirá en la densa atmósfera del planeta, realizando mediciones precisas de gases nobles y otros elementos para comprender por qué la atmósfera de Venus es un invernadero desbocado en comparación con la de la Tierra.

Además, Davinci devolverá las primeras imágenes de alta resolución de las características geológicas únicas de Venus, conocidas como «teselas», que pueden ser comparables a los continentes de la Tierra, lo que sugiere que Venus tiene placas tectónicas.

Esta sería la primera misión dirigida por Estados Unidos a la atmósfera de Venus desde 1978, y los resultados de Davinci podrían remodelar nuestra comprensión de la formación de planetas terrestres en nuestro sistema solar y más allá.

Veritas

Veritas trazará un mapa de la superficie de Venus para determinar la historia geológica del planeta y comprender por qué se desarrolló de manera tan diferente a la Tierra.

En órbita alrededor de Venus con un radar de apertura sintética, Veritas trazará las elevaciones de la superficie de casi todo el planeta para crear reconstrucciones 3D de la topografía y confirmar si los procesos como la tectónica de placas y el vulcanismo siguen activos en Venus.

Esta misión también mapeará las emisiones infrarrojas de la superficie de Venus para mapear su tipo de roca, que es en gran parte desconocida, y determinará si los volcanes activos están liberando vapor de agua a la atmósfera.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir