Decenas de puestos siguen instalándose en las calles del centro de la ciudad, sin que el ayuntamiento capitalino que encabeza Oswaldo García Jarquín, aplique las leyes para evitar esta práctica.

Los puestos ya rodean el Zócalo, en donde expenden todo tipo de productos, como artesanías, artículos de limpieza, libros, ropa, tacos, aguas frescas, fruta picada, entre otros.

Además, a un costado de la Catedral, frente a la facultad de Derecho, artesanos colocaron a partir de este viernes al menos ocho puestos más, los que se suman a los que mantienen en la Alameda de León y frente a Correos de México.

El Andador Turístico prácticamente está invadido desde la calle de Independencia hasta llegar al atrio de Santo Domingo de Guzmán, sin que se observe la presencia de inspectores municipales que regulen estas ventas.

Comerciantes establecidos del centro han manifestado su rechazo a éstas prácticas que generan competencia desleal, además de afectar la imagen de esta capital.

Han solicitado la intervención de las autoridades municipales, sin que a la fecha se tenga un avance, y temen que estos vendedores hagan antigüedad y después ya nadie pueda retirarlos de esta zona.

 

 

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

 

Compartir