Existe una posible amenza de completa desaparición dentro de unos 2 mil 200 años para los glaciares islandeses, su pérdida comenzó a principio de los años 2000 y hasta ahora se reporta una pérdida de 750 kilómetros cuadrados, es decir un siete por ciento de la superficie total.

La pérdida de los glaciares se debe al calentamiento global, según un estudio publicado el lunes en la revista Jökull (“Glaciar” en Islandés), la investigación está evaluada gracias al Grupo de Expertos Intergubernamentales sobre la Evolución del Clima (GIEC) de las Naciones Unidas

Según glaciólogos, geólogos y geofísicos islandeses, desde 1890 la superficie ocupada por los glaciares retrocedió en cerca de 2 mil 200 kilómetros cuadrados, es decir un 18 por ciento, en total, la superficie de los glaciares islandeses, que cubren aún un poco más de diez por ciento del país, cayó en 2019 a 10 mil 400 kilómetros cuadrados.

Fue en el 2014 cuando en Islandia se registró la primera desaparición de uno de sus glaciares, mejor conocido como el Ok, ex-Okjökull que significa «glaciar del Ok», se confirma que la desaparición fue gracias a estar bajo el efecto del calentamiento global, lo llamaron “hielo muerto”.

El retroceso constatado en dos décadas de la capa de hielo representa casi la superficie total del Hofsjökull (810 km2), tercer glaciar más grande de la isla noratlántica.

«Las variaciones de la superficie de los glaciares en Islandia desde los años 1890 muestran una respuesta clara a las variaciones climáticas», subrayan los autores de la revista.

Los glaciares de Alaska, los Alpes e Islandia hacen parte de los que retrocedieron más rápido en el mundo en los últimos años, según un estudio mundial publicado en abril por Nature.

Los alrededor de 220 mil glaciares del planeta perdieron un promedio de 267 mil millones de toneladas de hielo anuales entre 2000 y 2019. Un ritmo anual que se aceleró en un 30 por ciento en dos décadas y ahora casi llega a los 300 mil millones de toneladas.

Los científicos temen que para el 2200 los casi 400 macizos glaciares de Islandia desaparezcan.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir