A seis meses del estreno en cines de El Baile de los 41, película protagonizada por Alfonso Herrera y Emiliano Zurita, el filmé tendrá su debut a nivel mundial al llegar a Netflix.

Y a partir de este miércoles no sólo los mexicanos podrán ser testigos de uno de los momentos históricos más importantes durante el porfiriato, sino que la historia llegará a cada rincón del mundo.

Además, en un contexto tan importante como el que se ha vivido durante los últimos años en el que la lucha por los derechos de la comunidad LGBT+ y de las mujeres ha ganado mucha relevancia, el mensaje de la película resulta fundamental.

Sobre estos temas reflexionó el actor Emiliano Zurita en entrevista con Infobae México, quien además aseguró que su personaje de “Evaristo Rivas” marcó un antes y un después en su carrera como actor.

¿POR QUÉ NO PERDERSE ESTE ESTRENO DE NETFLIX?

La película está basada en hechos reales durante el porfiriato, cuando Ignacio de la Torre y Mier (interpretado por Alfonso Herrera), yerno del entonces presidente Porfirio Díaz, participó en el “baile de los 41″, mismo que se convirtió en todo un escándalo.

Pues se destapó a 42 participantes, la mitad vestidos como hombres y la otra mitad, como mujeres; sin embargo, el nombre del familiar del presidente fue escondido por su posición.

Aunque razones, además de históricas, hay muchas, Emiliano Zurita compartió una reflexión del tema y asegura que los que se sienten incómodos al ver a dos hombres juntos deberían ser los primeros en ver la película.

“Creo que la gente que más debería de ver esta película es la gente que piensa que no va estar cómoda viéndola, que la vea y aunque esté incómodo que la vea y se pregunte de dónde surge esa incomodidad y si está bien o mal”.

Con esta idea el hijo de Humberto Zurita también invitó a la reflexión al recordar que lo que está plasmado en El Baile de los 41 sólo es un reflejo de la realidad y que el sacar el tema a la conversación podía generarse entendimiento.

Además, la actuación de Alfonso Herrera y Emiliano Zurita dan una nueva visión a este momento tan importante y a veces olvidado de la historia.

“Era muy importante para mí interpretar a ‘Evaristo Rivas’, que es un hombre homosexual en esa época, desde un lado muy honesto alejándome de lo que podría ser una caricatura y creo que eso es algo muy clave para el personaje, que el ser homosexual es parte de lo que es, no es lo que lo define como persona y creo que la sociedad piensa diferente y eso es un gran tema de la película y algo a lo que se enfrenta mi personaje a través de su historia”, contó.

Además, la película del director David Pablos también presenta una gama de masculinidades en los hombres que conforman el club de los 41 en la que da la oportunidad de que algunos personajes continúen con lo establecido por la sociedad y otros eligen romper las barreras del género.

“En el mismo club tienes hombres que, como es Evaristo mi personaje, que pues sí son hombres homosexuales, pero no les gusta vestirse de mujeres, son, hacen todo de la forma en la que la haría ‘un hombre’ en esa sociedad, tienes otros que sí les gusta ponerse maquillaje, otros que les gusta vestirse de mujeres, otros… o sea, hay unas gamas muy, como existen, no es blanco ni negro la sexualidad de alguien ni como prefiere vestirse o no y creo que es muy interesante ver eso”.

Emiliano Zurita ve en "El Baile de los 41" un reflejo de la realidad. Foto: Cortesía
Emiliano Zurita ve en «El Baile de los 41» un reflejo de la realidad. Foto: Cortesía

LA HISTORIA DE LA HOMOFOBIA EN MÉXICO

De acuerdo con Emiliano Zurita, El Baile de los 41 intenta mostrar una realidad que no sólo fue evidente hace 120 años, sino que hoy en día sigue siendo parte de la cotidianeidad.

Pues a lo largo de la hora y media del filme se “retrata a nuestra sociedad como es. Tiene momentos totalmente preciosos, bellos, bonitos justo después y justo a lado de momentos terribles y creo que lo más importante es que la gente lo vea, vea los momentos buenos y malos que existen dentro de nuestra sociedad”, explicó el también productor.

Aunque ha pasado más de un siglo de aquel baile en el que se humilló a 42 hombres, con la llegada de esta película el pasado mes de noviembre, la homofobia aún se hizo presente en las calles de México.

Ya que los posters promocionales de El Baile de los 41 fueron destruidos en algunas zonas, hecho que fue compartido en redes sociales y que Zurita recordó en entrevista con Infobae México.

“Es una realidad en la que pones un poster de dos hombres a punto de besarse y causa tanto conflicto en la mente de alguien que lo tiene que arrancar y creo que eso solo va a ir cambiando con conversaciones, con entender estas micro agresiones, micromachismos que existen dentro de nuestra cultura porque México, en específico es una cultura extremadamente machista”, detalló.

Incluso, explicó que el propio número 41 es rechazado y visto con temor sin que las personas sean conscientes del por qué.

DE EMILIANO ZURRITA A EVARISTO RIVAS

Al ser una producción ambientada en el año 1901, durante el porfiriato, la construcción de los personajes requirió de una profunda investigación para entender quiénes era la sociedad en aquellos años.

Sin embargo, la construcción de los personajes no sólo fue un trabajo del director David Pablos, sino también de otros miembros de la producción como Patricia Ortiz, directora de casting, y de los propios actores.

En su caso, Emiliano Zurita recuerda haber estudiado y leer libros del Porfiriato, entre ellos El Exilio: Un relato de Familia de Carlos Tello Díaz, que no sólo le brindó un contexto de la familia Díaz, sino también de Ignacio de la Torre, personaje interpretado por Alfonso Herrera.

Claro que lo histórico no es lo único que convirtió en un éxito a El Baile de los 41, pues el entender el contexto de la sociedad resultaba fundamental.

Entre algunos de los detalles que Emiliano Zurita compartió con Infobae México fue el tener que comprender qué era el ser un abogado en 1901, en qué se empleaba el tiempo libre y hasta “cómo se agarraban los abanicos para significar ciertas cosas”, explica.

En cuanto al honor que se ganaban los hombres el libro La tiranía de la opinión de Pablo Piccato le hizo comprender cómo un hombre homosexual podía perder fácilmente su honor.

Mientras que en el caso de las mujeres su honor estaba “conectado al hombre y el hombre, vas creando tu honor, tu nombre y lo peor que puedes hacer es perderlo y una manera ‘muy fácil’ de perder ese honor es que la gente se entere que eres homosexual”, explicó sobre el porfiriato.

EMILIANO ZURITA SE ABRIÓ PASO A NUEVOS PERSONAJES

Además de la llegada de El Baile de los 41 a Netflix, el actor acaba de estrenar la película No, porque me enamoro en donde interpreta a “Gabo Gabeau”, un reguetonero y que también cuenta con la actuación de Sofía de Llaca, Román Torres y Nath Campos.

De esta comedia que llegó a las salas de cine el pasado 29 de abril, Emiliano Zurita confesó a Infobae México que se grabó antes que El Baile de los 41.

Incluso compartió que ahora es conocido más por su personaje de “Evaristo Rivas” que por “Gabo Gabeau”, aunque destaca lo mucho que le gusta el poder “explorar diferentes géneros, diferentes personajes y pues espero que a la gente le guste mi trabajo”, concluyó.

Esta nota originalmente se publicó en Infobae

 

Compartir