La Máquina ha sido imparable en este 2021 y esta noche en el Infierno querrá seguir con su buena racha, en el inicio de los cuartos de final del Guard1anes.

116 días han pasado desde la última vez que Cruz Azul sucumbió, desde entonces todo ha sido sonrisas y alegría. Hasta ahora suma 19 partidos sin perder. Ni en Liga MX ni en Concachampions han podido con el poderío cementero. Son 16 victorias, con únicamente tres empates. Sólo América, Arcahaie y Xolos de Tijuana lograron sacarle el empate, los demás no pudieron.

Esta seguidilla de éxitos colocan a esta plantilla celeste como una de las más históricas en este rubro y hoy podría igualar su mejor marca de 20 cotejos sin perder, que logró en el ya lejano 1997. En aquel año, su racha duró de abril a septiembre con un saldo de 11 triunfos y nueve empates, distribuidos en tres torneos distintos: las últimas dos jornadas del torneo de Verano, fase de grupos y eliminación directa de Concacaf y las primeras 12 fechas del Invierno. Dicho equipo era dirigido por Luis Fernando Tena, y tenía figuras en el campo como Oscar Pérez, José Guadalupe Castañeda, Juan Reynoso, actual técnico celeste, Joaquín Moreno, Juan Francisco Palencia, Héctor Altamirano y Carlos Hermosillo. La larga seguidilla sin derrota culminó en el antiguo estadio Azul, cuando Morelia ganó a domicilio 0-1 con tanto de Daniel Deeke.

La buena noticia para el conjunto capitalino es que han sido el mejor visitante del torneo y posee siete partidos sin perder a domicilio. Sólo Santos lo venció en la primera jornada, después Pachuca, Necaxa, Tigres, León, Pumas y Juárez fueron derrotados y América salvó el empate en el estadio Azteca.

La disparidad del líder general contra el lugar 11 de la clasificación podría ser determinante en un buen resultado para La Máquina.

VA CONTRA SU COCO

No todo será positivo para Cruz Azul. La suerte del repechaje le puso enfrente a los Diablos Rojos del Toluca, un equipo con el que no ha podido en las cuatro veces que se han enfrentado en fases finales de torneos cortos. En el Apertura 2005 un sólo tanto de Carlos Esquivel fue suficiente en ambos partidos para el 1-0 global en favor a los choriceros. En el Clausura 2006, el marcador de ida terminó 2-1 con tantos de Ismael Valadez y Vicente Sánchez. César Villaluz descontó. La vuelta en la capital terminó en 1-1. Un autogol de Denis Caniza puso contra las cuerdas a los cementeros y ni el gol de Miguel Sabah salvó la serie. La última vez en cuartos fue en el Apertura 2013. El 3-0 escarlata en el Nemesio Diez, en la ida, sentenció la serie. En la vuelta, el 1-1 fue insuficiente.

 

Esta nota originalmente se publicó en esto

 

 

Compartir