Después de un año de permanecer cerrado al público debido a la pandemia de la covid-19, el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) abrirá sus puertas al público con una exposición del artista Carlos Franco.

El director de la institución, Hazam Jara Chávez, aseguró que se aplicarán las medidas necesarias para evitar contagios, se tendrá una estación para sanitizar a los asistentes y su calzado y se aplicará gel antibacterial, además de tomar la temperatura.

En el patio se redujo el aforo de 15 a 8 mesas, mientras que la biblioteca deberá permanecer cerrada hasta que se tengan mejores condiciones epidemiológicas, en tanto, continúan las labores en el taller, pero no está abierto al público.

“El año pasado fue muy difícil, tuvimos que suplir las actividades presenciales con prestaciones en línea, también editamos la gaceta ‘El Alacrán’, enfocada a comunidades que no tienen acceso a internet, pues uno de los ideales del maestro Toledo era fomentar la lectura”, detalló.

 

 



 

Compartir