El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Germán González, sostuvo que en este Día de la Madres existen las condiciones para el festejo, por lo que se prevé una derrama económica de mil millones de pesos, pero se debe seguir avanzando para impulsar tanto a la industria como a la economía.

«La derrama que estamos buscando recibir es algo así como mil millones de pesos en esta fecha. Todavía hay lugares donde no estamos abiertos totalmente, como en Ciudad de México, con 40 por ciento de aforo y solo podemos abrir hasta las 10 de la noche», expresó.

En entrevista, el representante del organismo restaurantero dijo que pese a que existen mejores condiciones para salir a comer fuera de casa, la industria necesita avanzar pues si bien Ciudad de México se encuentra en semáforo amarillo, opera con «criterios anaranjados».

Recordó que más de 120 mil restaurantes cerraron en México debido a la pandemia, un año complicado para la industria tras una orden de cierre sin recibir los apoyos gubernamentales necesarios.

«Lo más triste son los empleos, son 400 mil empleos que perdimos en la industria, las cosas no están bien todavía, necesitamos avanzar mucho y tenemos que terminar de reactivar la economía para recuperar estos empleos y estos lugares (restaurantes)», destacó.

González recomendó que se deben abrir esos criterios anaranjados con los que opera Ciudad de México en torno a la pandemia, es decir, permitir un aforo mayor en los restaurantes, así como extender el horario de servicio, debido a que 45 por ciento de los restaurantes vende cena y cerrando a las 10 de la noche es complicado.

«Lo primero que se requiere hacer es abrir (esas restricciones) y lo segundo es un programa de incentivos al consumo, tenemos que trabajar con el gobierno federal un esquema en donde, ya sea a través de la deducibilidad de los consumos a restaurantes o a través de una reducción temporal de la tasa del IVA incentivemos a los comensales», aseguró.

Refirió que, dentro de ese esquema de incentivos, también se requiere de financiamiento a través de la Banca de Desarrollo, con programas de apoyos con decisión y que se detonen recursos acordes a la emergencia sanitaria.

El líder de la Canirac sostuvo que con esta celebración del 10 de mayo esperan consentir a las mamás y una de las formas es invitarlas a comer o cenar. Además, ante un escenario con menos restricciones y entidades del país en semáforo verde las condiciones para visitar los restaurantes son mejores.

«Estamos muy esperanzados de que con el anuncio del semáforo amarillo, las condiciones epidemiológicas en Ciudad de México a la baja claramente y en todo el país igualmente, la gente tenga más ilusión de salir», dijo.

Por lo anterior, manifestó que la experiencia en los restaurantes es segura, pues se cumplen con los protocolos sanitarios necesarios, los cuales la industria ha implementado desde el inicio de la pandemia.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

 

Compartir