Es el chef Enrique Evangelista quien habló del beneficio para los restauranteros de poder celebrar el Día de las Madres, ya con semáforo amarillo.

“Bueno, fue terrible, fue la peor situación gastronómica que he vivido en mi vida, todo lo que hemos tenido que escalar, para llegar a un semáforo amarillo, es lo que queremos, que la gente salga a las calles sin miedo y vengan a comer tranquilamente”, Enrique Evangelista, Chef.

Los restauranteros de la colonia Roma esperan este día lograr una recuperación económica.

“A diferencia del año pasado, que pues, prácticamente, en esta fecha estuvo cerrado sin trabajo y solamente con pedidos para llevar, pues esta vez, vamos a tener chance de recibir, pues a muchas familias, ¿y cuantas reservaciones tienen ya? Tenemos varias, como 10, 12 reservaciones”, Daniel San Juan, Capitán.

Afirman que este 10 de mayo, será el punto de partida para la recuperación económica de la industria.

“Pasamos un año de pandemia tremendo donde el área restaurantera fue afectada bastante, a nosotros nos da alegría que vengan al restaurante, que vuelvan nuevamente, es un gran respiro completamente, mayo me parece que es la catapulta a tener un año excelente. ¿La gente puede estar segura? Está súper segura aquí, porque llevamos todo el control de sanidad y llevamos los protocolos de higiene que nos marca el Gobierno”, Salvador López, Gerente de restaurante.

Como el Día de las Madres cayó en lunes algunas familias adelantaron el festejo.

“Sí estoy pre-festejando el día de las madres. ¿Cómo se siente? Muy contenta, gracias. ¿Eué le parece que reabrieron restaurantes con semáforo amarillo? Lo veo muy bien para reactivar la economía”, dijo Daniela.

“¿Cómo se siente que la están celebrando? Muy a gusto, muy feliz, poder salir, aunque sea un ratito. ¿Qué le parece que ya estén los restaurantes en semáforo amarillo? Me da alegría porque puede comer uno lo que le gusta los platillos que tenía uno ganas de comer desde hace tiempo. ¿Y está con toda su familia? Si, feliz con mis hijos y mi esposo”, Lorena.

“Quiere decir que vamos avanzando, ahí la llevamos de poder salir, no relaja uno, convivir con la familia y poder celebrar estos momentos que son importantes. ¿Adelantaron el festejo? Pues sí porque aparte de que tratamos de que hubiera menos gente, pues también hay que trabajar mañana y lo dificulta un poco”, Ulises, padre de familia.

Las ventajas del semáforo amarillo son: Se permite un aforo del 50% al interior de restaurantes, se amplía el horario hasta las 10 de la noche dentro del establecimiento y hasta las 11 de la noche afuera, se permiten hasta 8 comensales por mesa.

“Ya en la actualidad con el semáforo amarillo, nos da la oportunidad de tener mesas familiares, de tener mesas de hasta 8 personas, y eso nos ayuda porque ya las familias se integran más”, Carlos Huerta, Gerente de restaurante.

Con el semáforo amarillo las medidas sanitarias son las mismas que ya se aplicaban: Toma de temperatura, uso de gel antibacterial, uso de cubreboca, guardar distancia de metro y medio entre mesas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

 

 

Compartir