El papa Francisco pidió que cesen los enfrentamientos que se están produciendo en Jerusalén y condenó el “inhumano” atentado en Kabul que arrojó decenas de víctimas al estallar una bomba cerca de una escuela femenina.

“Sigo con preocupación lo que está ocurriendo en Jerusalén. Rezo para que sea un lugar de encuentro y no de enfrentamientos violentos, que sea un lugar de oración y de paz”, dijo el papa al término del rezo dominical de la oración “regina coeli” celebrada en la Plaza de San Pedro.

Francisco realizó un llamamiento para que se “busquen soluciones compartidas para la que identidad multirreligiosa y multicultural de la Ciudad Santa sea respetada y pueda prevalecer la hermandad” y recordó que “la violencia genera solo violencia”.

Desde el inicio del Ramadán, o mes de abstinencia y ayuno en el mundo musulmán y que termina el próximo día 12, la Ciudad Santa vive una peligrosa escalada de violencia entre las fuerzas israelíes y fieles islámicos que acuden a la Mezquita de Al Aqsa a cumplir con los rezos nocturnos habituales en este mes sagrado.

También Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado terrorista en Kabul que consideró “una acción inhumana” y que acabó con la vida de decenas de niñas que salían del colegio.

“Recemos por cada una de ellas y sus familias y que Dios done paz a Afganistán” dijo.

Entre sus llamamientos, Francisco también se mostró preocupado por la situación en Colombia donde se han producido “tensiones y enfrentamientos violentos” y pidió rezar por el país.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

 

Compartir