Foto: Instagram

La saxofonista atacada con ácido en el 2019, María Elena Ríos volvió a exigir a las autoridades la detención de su agresor, el hijo del exdiputado del PRI, Juan Antonio Vera Carrizal.

A través de sus redes sociales, la víctima señaló que a un año y 8 meses, las autoridades correspondientes no han logrado detener al autor intelectual de su ataque.

Denunció que se lo ha encontrado en las calles, sin que las autoridades tomen cartas en el asunto y liberen la orden de aprehensión en su contra.

“A pasado 1 año y ocho meses desde que intentaron matarme con ácido, el quinto feminicida sigue libre. No podré comenzar a recuperar mi vida junto con mi familia si vivimos con miedo porque mi agresor sigue libre”, señaló.

La saxofonista indicó que el proceso electoral no puede ser un distractor para dejar de lado las agresiones en contra de las mujeres, por lo que solicitó a las autoridades siga atendiendo este tema.

“Sí, ya sé que hay elecciones y que a medio México le ocupa y preocupa, pero yo vivo con incertidumbre todos los días, mi agresor sigue libre y nadie lo ha podido detener”.

Vive con temor

Por otro lado, señaló que vive con temor de salir a las calles y encontrarse con su agresor, sin que nadie haga algo al respecto.

“Cada que recorro las calles imagino que está cerca o estuvo ahí, como aquel día en que lo vi y nadie quiso hacer el esfuerzo siquiera por detenerlo. Sé que recorre las calles como un civil inocente, pero no lo es”, reiteró.

Finalmente, pidió a la sociedad en general para ayudarla a dar con el paradero de Juan V.H., quinto indiciado en la agresión en su contra.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

 

Compartir