La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) detuvo la madrugada de este viernes, alrededor de las 05:00 horas, a la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, de extracción morenista, y quien busca la reelección.

La detención está relacionada con la desaparición de la activista Claudia Uruchurtu Cruz. También fueron asegurados funcionarios municipales y policías de esa localidad.

El procedimiento se llevó a cabo tras la denuncia de la desaparición de la activista de nacionalidad México-Británica, de quien no se sabe su paradero hasta el momento. Ella participó en una protesta en contra de la edil y, según versiones, al filo de las 11 de la noche del 26 de marzo pasado, fue subida a una camioneta en calles de la localidad.

El gobierno y legisladores británicos solicitaron una investigación eficaz para lograr su localización, se desarrollaron varios operativos en Nochixtlán para tratar de dar con su paradero, sin que haya habido resultados al respecto.

La familia de Uruchurtu Cruz señaló directamente a la presidenta municipal, ya que Claudia había participado en protestas para denunciar la corrupción, además que el día de su desaparición también exigía justicia por la agresión de que fue objeto un proveedor del ayuntamiento, quien fue a solicitar el monto de lo que se le debía y en respuesta recibió golpes de los colaboradores de Victoria Huerta.

Claudia Uruchurtu Cruz es probable víctima de desaparición forzada. Los hechos y los antecedentes vinculan a la presidenta municipal de Asunción de Nochixtlán, Oaxaca, quien busca reelegirse. Claudia documentó irregularidades de la administración, así como problemas de tierra en la localidad.

Según nota de El Universal, esta detención se da a más de 40 días de que la activista desapareció en Nochixtlán, hecho que sus hermanas de nacionalidad mexicana e inglesa han denunciado en distintas instancias internacionales, como el Comité de Desaparición Forzada de la ONU y autoridades del Reino Unido.

Los familiares denunciaron que Claudia había presentado denuncias formales ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO) en contra de la edil, por presunta malversación de recursos públicos que ella había documentado.

No es la primera vez que se realizan este tipo de denuncias penales en contra de la presidenta municipal por anomalías en su administración e incluso por delitos, pues su  gobierno ha registrado irregularidades y la morenista enfrenta acusaciones por desvío, realizar propaganda personalizada con recursos públicos, amenazas, abuso de autoridad y recientemente se le responsabiliza de la desaparición de Claudia Uruchurtu.

El pasado 6 de abril, El Universal informó que el 14 de septiembre de 2020, el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) resolvió que Lizbeth Victoria Huerta violó la Ley Electoral al realizar propaganda personalizada con el uso de recursos públicos.

Desde mayo de 2020, la presidenta municipal fue acusada por un grupo de ciudadanos de incurrir en propaganda política a su favor, con la utilización del presupuesto de este ayuntamiento ubicado en la región Mixteca.

Desde abril de 2020, Lizbeth Victoria Huerta ya tenía denuncias en su contra ante la Comisión de Quejas y Denuncia o Procedimiento Contencioso Electoral del IEEPCO por presunta propaganda personalizada con uso de recursos públicos. Las denuncias fueron interpuestas por Jesús Ángel Avendaño Rodríguez, Elizabeth Mejía López y Guadalupe Maldonado Castro, entre otros.

Los expedientes y sus acumulados contra la presidenta municipal son tres y están clasificados como CQDPCE/POS/003/2020, CQDPCE/POS/004/2020 y CQDPCE/POS/007/2020, este último abierto el 1 de junio de 2020.

En sesión extraordinaria, el Consejo General, a través de la resolución IEEPCO-RCG-01/2020, calificó como existentes las conductas denunciadas como promoción personalizada de la edil de Asunción Nochixtlán.

Estas acciones, precisó en su resolución, constituyen una infracción a la normativa electoral en el procedimiento ordinario sancionador.

Los consejeros del órgano electoral también aprobaron enviar el expediente al OSFEO y dar vista al Congreso de Oaxaca, para que en el ámbito de sus facultades impongan las sanciones que correspondan.

La presidenta Lizbeth Victoria Huerta también fue denunciada por golpear y encarcelar arbitrariamente a Alfonso Avendaño Rodríguez, proveedor del ayuntamiento de Asunción Nochixtlán, cuando acudió a las oficinas municipales para solicitar el pago de un adeudo que el municipio mantenía. El hombre sufrió fractura de cráneo tras ser golpeado por policías bajo las órdenes de la morenista, según denunció la familia.

Por estos hechos también recibió amenazas Azucena Tello Pedro, quien fue testigo y transmitió a través de Facebook la agresión contra Alfonso Avendaño. Ante los hechos, se decidió hacer una denuncia pública y responsabilizó a la alcaldesa de lo que le pueda pasar a ella y a su familia.

A estos antecedentes se suma la desaparición, desde el 26 de marzo, de Claudia Uruchurtu, quien presentó una denuncia formal ante el OSFEO contra la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán por un presunto mal uso de los recursos públicos que recibe el municipio.

La FGEO informó que el caso se indaga como una desaparición cometida por particulares.

Actualmente, Lizbeth Victoria Huerta busca reelegirse como alcaldesa por Morena a la presidencia municipal de Asunción Nochixtlán, luego de que el partido anunció que fue ella quien salió beneficiada en la encuesta interna.

La edil aseguró que por los señalamientos de la desaparición de Claudia Uruchurtu, es víctima de un “juego sucio” de corte político y electoral; además acusó que enfrenta violencia política de género por el cargo que desempeña, además que exigió a las autoridades que den con el paradero de la activista.

 

 



 

Compartir