El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que ante la posibilidad de realizar una reforma electoral, los tiempos que marca la Constitución para las votaciones del 6 de junio no dan pie a que se puedan hacer los cambios o modificaciones que se pretenden en esa materia.

Durante una reunión virtual con integrantes de la American Society of México, Lorenzo Córdova señaló que sí valdría la pena hacer ciertos ajustes a las reglas del INE, sin embargo, son temas que se deben discutir abiertamente, reflexionar y eventualmente realizar los cambios en el sistema electoral.

“Las reglas no se pueden cambiar hasta que no se termine el juego. La Constitución es muy clara, las reglas electorales pueden modificarse hasta 90 días antes de que arranque el proceso electoral, y hasta que el proceso electoral se termina. El proceso electoral no va a terminar el 7 de junio, vendrán los cómputos legales, vendrá la fiscalización, las impugnaciones, y al final, el INE asignará las 200 representaciones», argumentó.

En ese sentido Córdova afirmó que si alguien busca o pretende hacer cambios en el sistema electoral del país, fuera de los tiempos legales, no sería permitido bajo la Constitución. “Así que si alguien quiere cambiarlo antes, no va a tener tiempo porque estamos en un periodo de veda legislativa en materia electoral marcado por la propia constitución”.

“La historia enseña. Si viene una reforma, ojalá sea una reforma que cumpla, pero sobre todo, que sea una reforma que responda primero a cuál es el problema que se quiere resolver, porque me da la impresión de que hoy, nada más animadversión con el árbitro y no hay un problema que se quiera resolver”, resaltó.

Señaló que situaciones como las que ocurren hoy en día en países de Centroamérica, como los acontecimientos en Colombia, es por un desmantelamiento de las leyes que emanan de la constitución de un país.

“La ruta de la democracia, no es una ruta lineal, hemos visto lo que está ocurriendo en un país Centroamericano hoy en día, ha concitado enorme preocupación a nivel incluso internacional, y con justa razón, porque esto apunta a un desmantelamiento de un orden constitucional, de una democracia constitucional y no otra cosa”, dijo.

Córdova indicó que en México el sistema electoral está cargado de prohibiciones, y que lejos de mejorar la calidad del sistema, muchas veces ha provocado incrementar ciertos problemas.

“Por cierto, en las reglas que hoy tenemos, muchas de estas prohibiciones fueron pedidas por los que quienes en su momento eran oposición y plantearon estas reglas para garantizar mejores condiciones de competencia. Entiendo que cuando ya no eres oposición, a veces estas reglas son incomodas”, aseguró.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir