Los precios del petróleo subían por tercera jornada consecutiva, debido al relajamiento de los confinamientos en Estados Unidos y algunas partes de Europa lo que impulsó la demanda de combustible en el verano boreal y contrarrestaba la preocupación por un alza de infecciones de coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19 en India y Japón.

El crudo Brent ganaba 82 centavos, o 1.19%, a 69.70 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) mejoraba 78 centavos, o 1.19%, a 66.47 dólares el barril.

Ambos contratos tocaron su nivel más elevado desde mediados de marzo en las operaciones intradía.

«Está más cerca de hacerse realidad una vuelta del crudo a los 70 dólares», dijo Stephen Brennock, de la correduría PVM.

«El salto en los precios del crudo se produjo entre expectativas de una fuerte demanda mientras las economías occidentales reabren. De hecho, es elevada la anticipación de un alza en el uso de combustible y energía en Estados Unidos y Europa durante los meses de verano», señaló.

Los precios del crudo se vieron respaldados también por un fuerte declive en los inventarios en Estados Unidos, según datos del grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API) citados por dos fuentes.

El avance de los precios del crudo hasta máximos de casi dos meses ha estado respaldado por la distribución de vacunas contra el covid-19 en Estados Unidos y Europa.

Esto ha contrarrestado el descenso de la demanda en India, el tercer mayor consumidor petrolero mundial, que está combatiendo un aumento de las infecciones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir