Un «baby boom» pronosticado no se materializó en Estados Unidos en 2020, y los nacimientos bajaron un 4% en comparación con el año anterior, a pesar de las restricciones y confinamientos impuestos por la pandemia de covid-19, dijo un informe oficial el miércoles.

Unos 3.6 millones de bebés nacieron en 2020, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS). Fue el sexto año consecutivo que la cifra de nacimientos ha caído después de un aumento registrado en 2014. Es el número más bajo de nacimientos desde 1979.

La tasa de fecundidad total provisional fue de mil 637.5 nacimientos por cada mil  mujeres, lo que equivale a 1.6 hijos por mujer, muy por debajo de la marca de 2.1 requerida para garantizar que cada generación al menos se renueve.

Los nacimientos disminuyeron en cada grupo racial, pero cayeron de manera más marcada entre los estadunidenses de origen asiático, una caída del 8% con respecto al año anterior, seguidos por los nativos americanos, en el cual la caída fue del 6%.

En el caso de las mujeres blancas y de las negras, las caídas estuvieron en 4%, en tanto que en el caso de las hispanas tuvieron baja de 3%.

Los nacimientos también disminuyeron en todos los grupos de edad.

Esto incluyó en particular una disminución del 2% entre la franja de mujeres entre 40 y 44 años, un grupo demográfico que había experimentado un aumento casi continuo en los nacimientos de 1985 a 2019.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir