David Malpass, presidente del Banco Mundial, instó a los países ricos a liberar rápidamente el exceso de vacunas anticovid hacia las economías en desarrollo que ahora enfrentan grandes necesidades, al exportar dosis almacenadas y renunciando a futuras entregas.

Malpass afirmó en un evento en línea del Financial Times que el Banco Mundial ahora tiene operaciones de financiamiento de vacunas «sólidas» en unos 18 países, una cifra que se expandirá a 50 países y alrededor de 4 mil millones de dólares a mediados de año.

Agregó que los países avanzados «deben renunciar a las opciones y el mecanismo de control que tienen para las vacunas y dejar que los países que tienen sistemas de distribución comiencen a hacer esa distribución».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir