La llamada “línea dorada” colapsó este lunes, pese a que en 2014 se revisó la seguridad.
Ante las fallas de seguridad, la línea 12 continuó operando con normalidad desde 2014.

Desde su planeación hasta su colapso, la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo se ha visto envuelta en muchos escándalos, siendo los ciudadanos los más afectados.

Ante su polémica construcción en el sexenio de Marcelo Ebrard, la línea “dorada” estuvo llena de errores, desde la concepción, entrega de especificaciones técnicas, supervisión, compatibilidad vías-trenes, operación y mantenimiento y suspensión de actividades en 11 estaciones.

Fue hasta el 12 de marzo de 2014, cuando el Sistema de Transporte Colectivo anunció que la Línea 12 suspenderá servicios en 12 de sus estaciones por “problemas de construcción”, durante seis meses o hasta que se “realicen los estudios, correcciones y mantenimiento necesarios para resguardar la seguridad de los usuarios”.

Joel Ortega, en ese entonces director del metro, señaló que por ordenes del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se tuvo que suspender el servicio de las estaciones Atlalilco a Tlahuac.

Ortega Cuevas dijo que los problemas de la llamada “Línea Dorada” que se inauguró el 30 de octubre de 2012 “ya estaban presentes desde la apertura de la línea, pero se agudizaron en el tiempo y llegaron a un grado mayor de complicación cuando entraron la totalidad de trenes a operar”.

La noche de este lunes, 3 de mayo de 2021, se desplomó un puente de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México en la interestación Olivos con todo y el convoy.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien se trasladó al lugar del accidente, dijo que el colapso ocurrió debido a que una trabe se venció.

La autoridad capitalina informó que hay al menos 13 muertos y 70 heridos.

En su cuenta de Twitter, el canciller Marcelo Ebrard señaló en su cuenta de Twitter: “Lo ocurrido hoy en el Metro es una terrible tragedia. Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Financiero

Compartir