El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, convocó a los seminaristas a enderezar sus vidas, pues el pueblo le ha pedido que toque sus corazones para que sean mejores personas y lleguen a ser buenos sacerdotes.

Desde el Seminario Pontificio de la Santa Cruz, en su celebración anual, indicó que a cualquier persona el pueblo se lo perdona y no se escandaliza, pero en el caso de los sacerdotes, cuando ve la falta de testimonio o no ve creíble lo que les dicen, se aleja.

“No deben decir una cosa y hacer otra, sino que sus palabras sean verdad en el testimonio de vida”, detalló Vázquez Villalobos.

Llamó a fortalecer las votaciones, pues hacen falta sacerdotes en las comunidades, aparte que en el último año al menos tres sacerdotes fallecieron por su avanzada edad y otros tres a consecuencia de la covid-19.

Compartir