Cómo un “linchamiento ilegal, burdo y descarado” la bancada del PAN en el Senado calificó el proceso de desafuero al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y consideraron que solo busca escandalizar y golpear políticamente a un adversario en pleno proceso electoral.

“Tal como se preveía, se trató de un espectáculo montado por Morena para atacar a los opositores más que un procedimiento serio y apegado a la legalidad. La Sección Instructora elaboró un dictamen sin total análisis del expediente”, subrayaron.

En un comunicado afirmaron que “la desesperación de Morena rumbo a la elección es tan grande que no les importa torcer la ley para intentar golpear a sus adversarios”, y advirtieron: “no lo lograrán”.

“Fue, ni más ni menos, un linchamiento burdo y descarado en donde no tuvieron el cuidado de seguir el debido proceso”, insistieron.

Señalaron que “se violó el debido proceso, no se realizó el deshago de pruebas, existe el sustento de expertos periciales y vulnera la presunción de inocencia”. El líder del PAN también criticó el desafuero.

Además, mencionaron que la Sección Instructora, “que se conformó a modo, elaboró un dictamen sin total análisis del expediente y su presidente, el diputado Pablo Gómez, aceptó incluso que no había elementos suficientemente fuertes para considerar que los recursos que llegaron a poder del gobernador de Tamaulipas fueran producto de delitos”.

Asimismo, alertaron, “pese a que el dictamen mencionaba únicamente la acusación de defraudación fiscal, fueron reiteradas las acusaciones sin fundamento sobre otros señalamientos, pues es evidente su intención de escandalizar y buscar golpear políticamente a un gobernador de la oposición”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir