El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, aseguró que la procedencia de su desafuero en la Cámara de Diputados se trata de una venganza política orquestada desde del gobierno federal, pues aseguró que no ha violado la ley y de lo único de lo que lo pueden acusar es de no dejarse someter.

«De lo único que me pueden acusar es de no haberme dejado someter ante un gobierno sin razón, que a través de la descalificación, la presión y la amenaza pretende imponer su voluntad, violando las leyes y la Constitución», dijo el gobernador tras la resolución de los diputados federales.

El gobernador advirtió que cumplirá con su mandato hasta el último momento, pese a su intento de desafuero. «Ningún intento de desafuero, ninguna sentencia a modo, ninguna condena me podrá quitar la dignidad, ni la honra de seguir sirviendo, hasta el último minuto de mi mandato al estado libre y soberano de Tamaulipas».

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, García Cabeza de Vaca consignó en su declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente a 2019 ingresos por 6 millones de pesos, cuando en realidad obtuvo 42 millones 936 mil.

«Hoy se me juzga, pero mañana seremos juzgados por la historia. Imperará la idea de justicia de nuestros predecesores, así fijaremos el carácter en alto y corazón abierto», dijo García Cabeza de Vaca en un video publicado en sus redes sociales, donde reiteró que «no es la ley, sino una capricho el que definirá mi destino y mi castigo es no dejarme someter a un gobierno que ante las amenazas pretende imponer su voluntad».

El mandatario local aseguró que sólo el Congreso de Tamaulipas podrá decidir sobre el desafuero, y acusó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de «fabricar delitos» en su contra por «pensar diferente» al gobierno.

«La Cámara  de Diputados no puede quitar a un funcionar local, sólo el Congreso local (puede destituirme), emana de de la soberanía nacional, de los estados que integran las federación», dijo Cabeza de vaca, reiterando que él no violó la ley.

«En el país de la restauración presidencialista […] para quien está pensando distinto como enemigos del Estado», añadió Cabeza de Vaca y dijo que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le está fabricando delitos en su contra.

Con información de Fernando Damián.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir