En una cueva en la región de la Sierra Juárez, Oaxaca, fue hallada por arqueólogos una tumba milenaria de la cultura zapoteca. El sitio, de acuerdo con los expertos, pertenece al Periodo Posclásico del año 800 al 1000 D.C.

Actualmente el lugar esta en ruinas, pero algunos de los vestigios arqueológicos han sido rescatados y resguardados en una zona conocida como La Residencia.

Por lo cual la autoridad municipal de Ixtlán de Juárez está exigiendo la intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que se pueda rescatar y salvaguardar el patrimonio del sitio.

En una carta enviada por el presidente municipal de Ixtlán de Juárez, Luis Pacheco, al director general del INAH, Diego Prieto Hernández, se demanda:

«Exigimos la presencia de representantes y especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que en un primer punto, se de seguimiento a los trabajos pendientes de investigación en nuestra comunidad, los cuales ya llevan más de un año y sin atenderse, respecto del hallazgo de una tumba prehispánica, descubierta en nuestra territorio».

De acuerdo con el arqueólogo José Alfredo Arellanes, se pudo confirmar que la tumba perteneció a la nobleza zapoteca de Laa Yetzi y según se ha reportado en el sitio se encontraron restos óseos de tres personas del sexo masculino; al parecer hombres muy corpulentos y se calculó que podrían haber llegado a medir dos metros de estatura, de acuerdo con el tamaño de la mandíbula.

Mientras tanto el presidente municipal de Ixtlán de Juárez, Luis Pacheco, dijo que por determinación del cabildo y de la asamblea comunitaria, las autoridad municipal se hará cargo del resguardo de la tumba prehispánica y anunció que se buscará dar atención especial al rescate del patrimonio del lugar para que sea valorado por las nuevas generaciones y se evite nuevas profanaciones de parte de grupos ajenos a la localidad.

“Esta administración municipal comunitaria ha dedicado especial atención a rescatar nuestro pasado, para que sea valorado por las nuevas generaciones; estamos planificando de manera integral una serie de proyectos que garantizarán el rescate, conservación, difusión y fortalecimiento del patrimonio ancestral de nuestros antepasados”.

Gran historia milenaria detrás del hallazgo arqueológico en la Sierra Juárez

En los apuntes de los investigadores y arqueólogos que han estado en la zona se advierte que la tumba, pertenece al núcleo zapoteca “Laa Yetzi”, “Laa” significa hoja y “Yetzi”: grueso, “Hoja gruesa o magueyera”; en mexicano “Ixtlan”; “Ixtle” significa hilos o fibras; “Tlan”: lugar de, “Lugar de fibras”.

Algunos autores difieren de esta denominación, aunque también se refieren al vocablo “Itztli” que significa piedra y obsidiana “Lugar de pedernales o tierra de obsidiana”.

Tradiciones orales manifiestan que los habitantes vinieron de un lugar llamado San Pedro Ladú y se ubicaron en lo que es su actual territorio hace más de 500 años. No se sabe exactamente la fecha en que los antecesores de Ixtlán llegaron al lugar procedentes de Ladú y tarabundí, pero sí se sabe que fue antes de la llegada de los españoles.

Según los datos históricos y documentales, los grupos zapotecos han ocupadoOaxaca desde la zona del Istmo de Tehuantepec, hasta la sierra Norte y el Valle Central desde por lo menos 3 mil 500 años antes de la Fundación de Monte Albán.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir