Un aumento de la progesterona podría causar hipertensión arterial pulmonar (HAP) una enfermedad silenciosa y grave que afecta especialmente a las mujeres, afirmó el jefe del Departamento de Cardioneumología del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, Tomás Pulido..

«Hay estudios que han demostrado que la progesterona y las hormonas femeninas pueden desencadenar un proceso inflamatorio en la arteria pulmonar, porque los casos en niñas y niños es prácticamente de 1 a 1, y conforme van creciendo se empieza a ver más frecuente en mujeres», indicó.

En conferencia, el especialista señaló que la enfermedad se presenta en cada cuatro mujeres por cada varón, sin embargo, la población masculina tiende a presentar cuadros más graves de la afección y con menor pronóstico de supervivencia.

Además, dijo que debido a que los pacientes no presentan síntomas contundentes en las primeras fases, la enfermedad es diagnosticada en etapas avanzadas complicando el tratamiento.

«Cuando aparecen los primeros síntomas eso significa que ya hay una lesión muy importante en las pequeñas arterias pulmonares que han hecho que aumente la presión, los primeros años la persona permanece asintomática y después empiezan con síntomas como falta de aire», explicó.

En algún momento las arterias de los pulmones del paciente se vuelven más estrechas y hay menos espacio para que circule la sangre, lo que genera insuficiencia cardíaca, una de las causas más frecuentes de muerte en este tipo de pacientes.

Pulido destacó que la supervivencia sin tratamiento es de dos años y medio a tres años. Los medicamentos ayudan a controlar la enfermedad y los pacientes puedan vivir más tiempo y con mayor calidad de vida, aunque «no hay cura para ella».

Algunos de los síntomas son falta de aire, fatiga, mareos o episodios de desmayos tras hacer actividad física, presión o dolor en el pecho, hinchazón en los tobillos y piernas e incluso con el tiempo, en el abdomen, color azulado en los labios y la piel, pulso acelerado o palpitaciones del corazón.

El neumólogo Héctor Glenn Valdez, del Hospital 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social Noreste en Monterrey, señaló que en México hay ocho tipos de tratamiento y tres de ellos podrían estar al alcance de los pacientes que acuden a los servicios públicos de salud.

«Existen al menos ocho fármacos aprobados para tratar la enfermedad y el hecho de que un paciente tenga acceso a ellos, este bien controlado y se cumplan los objetivos de bajo riesgos de mortalidad es que estos pacientes pueden estar más tiempo, con menos hospitalizaciones y una mayor calidad de vida», señaló.

El 5 de mayo se conmemora el Día Mundial de la HAP, por lo que organizaciones civiles han pedido al Senado de México que esta fecha sea considerada el Día Nacional de Lucha contra la Hipertensión Pulmonar con la finalidad de hacer visible esta afección y promover tratamientos oportunos.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

 

Compartir