En la primera quincena de abril de 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un aumento de 0.06 por ciento, respecto a la quincena inmediata anterior, con este resultado la inflación anual se ubicó en 6.05 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación anual de 6.05 por ciento es la más alta desde la segunda quincena de diciembre de 2017 y está muy por arriba del rango máximo establecido por el Banco de México (Banxico), de 3 por ciento más/menos 1 por ciento.

Los productos y servicios que tuvieron mayor incidencia en el aumento quincenal de los previos fueron: jitomate; aguacate; servicios en loncherías, fondas, taquerías y torterías; chile serrano, tortilla de maíz; pollo; automóviles; tomate verde; otros chiles frescos; y la vivienda propia.

Esto se vio particularmente contrarrestado por precios más bajos en: electricidad; papa y otros tubérculos; servicios turísticos en paquete; gas doméstico LP; transporte aéreo; cerveza; calabacita; chayote; otros alimentos cocinados; y en suavizantes y limpiadores.

Al interior del INPC, el índice de precios subyacente (excluye precios de bienes y servicios más volátiles, como agropecuarios y energéticos) tuvo un aumento de 0.18 por ciento quincenal y de 4.13 por ciento anual; por su parte, el índice de precios no subyacente presentó una disminución quincenal de 0.28 por ciento y un incremento de 12.21 por ciento anual.

CONSUMO MÍNIMO

El índice de precios de la canasta de consumo mínimo registró una disminución quincenal de 0.04 por ciento y un aumento de 7.51 por ciento anual; para el mismo periodo de 2020 las cifras correspondientes fueron de -1.04 y de 1.44 por ciento, respectivamente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

 

Compartir