En Oaxaca, se reportó un nuevo caso de desaparición forzada, se trata de Pablo Franco Cruz Santiago, quien desapareció en el municipio de Guadalupe Hidalgo, Etla.

Este jueves los familiares solicitaron a la Fiscalía General de Justicia en Oaxaca y a la Secretaría de Seguridad Pública realizar un operativo de búsqueda, a fin de dar con el paradero de la víctima.

Según la denuncia de la esposa, Martha Díaz Canseco, su cónyuge Pablo Cruz Santiago de 35 años, nunca recibió alguna amenaza que pusiera en riesgo su vida, por lo que desconoce cuál fue el motivo de su desaparición, debido a que descarta la versión de un secuestro.

Dijo que el caso esta tipificado como una probable desaparición forzada, por que no hay antecedente de plagio o solicitud de recompensa por alguna célula criminal para su rescate.

También se descarta que haya sufrido un accidente, por que no se ha localizado el vehículo en que se trasladaba en algún tramo de la carretera donde se le vio por última vez.

Martha Díazprecisó que si bien de parte de las autoridades de justicia le han dado puntual atención al caso, consideran que también debe de darse una búsqueda masiva en donde participen otras instancias como la Guardia Nacional, y el Ejército.

De acuerdo al rastreo en la sabana de llamada del teléfono celular de la víctima, el último mensaje que hizo lo realizó cuando viajaba a la ciudad de Puebla, y transitaba en su carretera Oaxaca-México, tramo Guadalupe Hidalgo, Etla, cuando se le perdió el rastro.

En tanto familiares de la activista y defensora binacional Claudia Uruchurto volvieron a protestar en la sede de la Fiscalía General de Justicia para exigir la aparición con vida de la víctima, de la que se desconoce de su paradero luego de que fue levantada por un grupo de sujetos desconocidos el pasado 26 de marzo en el municipio de Asunción Nochixtlán.

Por su parte elementos de la Policía Estatal, de la Agencia Criminal de Investigaciones y de la Guardia Nacional reportan que sigue el rastreo de la víctima de presunta desaparición forzada y precisan que han revisado 70 inmuebles en siete localidades cercanas al lugar donde ocurrió el presunto levantón de la víctima, además de que se han citado a declarar a 18 personas, entre ellos seis policías y un mando policíaco ante un fiscal de control por mandato judicial.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir