Las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos aprobaron un dictamen que reforma la Ley General de Bienes Nacionales, con el objetivo de asegurar que los ciudadanos tengan libre acceso, uso y disfrute gratuito de las playas del país.

La propuesta dota de capacidad al Estado mexicano para hacer valer su soberanía y el Estado de derecho sobre sus playas, en beneficio de todos los mexicanos. Establece una regulación, efectiva y clara que procure el adecuado uso y aprovechamiento de las playas del país.

Señala que el sistema jurídico determina que las playas mexicanas son públicas, de libre acceso y uso gratuito; sin embargo, en la realidad ha sido un derecho coartado a los ciudadanos.

Los integrantes de las comisiones, que presiden la senadora Mónica Fernández Balboa y Manuel Añorve Baños, respectivamente, coincidieron en la necesidad de resarcir el derecho constitucional de los ciudadanos mexicanos de hacer uso libre de las playas públicas.

Esta reforma “adiciona a una faja de 10 metros a las playas marítimas, a partir de la pleamar hacia tierra adentro”, con el fin de garantizar su uso público, libre y gratuito.

También se modifican los límites de la Zona Federal Marítimo Terrestre, con el objetivo de reducir a 10 metros su extensión de ancho de tierra firme, en función de los nuevos límites de las playas marítimas.

Estos cambios, se agrega en el dictamen, contribuyen a otorgar claridad a las disposiciones normativas en la materia, así como a restituir a la ciudadanía mexicana el ejercicio pleno de su soberanía sobre el uso y disfrute de sus playas.

Además, complementan el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 21 de octubre, el cual señala que el acceso a las playas mexicanas no podrá ser obstaculizado ni restringido.

En el mismo sentido, se establece que los diez metros contemplados para las playas, también aplique en lagos, lagunas y esteros porque también ahí surgen los mismos problemas.

Definir y regular de manera efectiva las playas, puntualizaron los senadores, es un acto de justicia, una asignatura pendiente con todas las personas que habitan México y que tienen derecho a disfrutar de su patrimonio.

Avalan cambiar nombre a la SCT

Los senadores también avalaron el dictamen de una minuta  que reforma la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, para cambiar el nombre de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por el de Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir