Un juez concedió un recurso legal a Bayer contra una política del gobierno que busca prohibir el herbicida glifosato, dijo la compañía a Reuters, lo que otorga un respiro temporal frente a la gradual prohibición del herbicida ampliamente utilizado.

Bayer, la farmacéutica alemana y de ciencia aplicada a la agricultura que adquirió Monsanto en 2018, es uno de los principales fabricantes mundiales de glifosato, que comercializa bajo la marca Roundup.

En una declaración a Reuters, la compañía dijo que el caso legal está en curso y que aún debe emitirse una resolución definitiva.

Reuters no ha visto una copia de la decisión, que no es pública. La oficina del juez Francisco Rebolledo, quien otorgó la medida legal, no respondió a llamadas en busca de comentarios.

Mientras que organismos reguladores de todo el mundo han determinado que el glifosato es seguro, Bayer llegó a un acuerdo en junio con cerca de 100 mil demandantes en Estados Unidos para pagar 9 mil 600 millones de dólares, al tiempo que negaba los reclamos de que el Roundup causara cáncer.

En febrero, alcanzó otro acuerdo de 2 mil millones de dólares para resolver una demanda colectiva de futuros reclamos relacionados con las acusaciones de que Roundup provoca cáncer.

El presidente Andrés Manuel López Obrador emitió un decreto a finales del año pasado que pretende prohibir completamente el herbicida para 2024, uniéndose a otros gobiernos que han intentado restringir su uso, entre ellos Alemania. El mandatario ha calificado el producto químico como tóxico.

«El glifosato es seguro y así lo avalan cientos de estudios científicos», dijo la empresa en el comunicado enviado a Reuters, añadiendo que se ha utilizado de forma segura durante más de 40 años en México.

El juez Rebolledo basó su decisión en el riesgo de que la prohibición perjudique la producción agrícola y la seguridad alimentaria. Si se convierte en definitivo, el recurso legal podría eximir del decreto a los permisos de glifosato de Bayer, que fueron presentados como Monsanto.

El portavoz del presidente de México no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la resolución del juez.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir