En Oaxaca, fueron citados a comparecer por mandato de un juez, el jefe de la Policía Municipal en Asunción Nochixtlán y cinco policías más por la desaparición forzada de la activista y defensora de derechos Humanos, Claudia Uruchurto.

La víctima desapareció el pasado 26 de marzo en inmediaciones del municipio de Asunción Nochixtlán, luego de una protesta para exigir la libertad de un ciudadano que fue detenido en la cárcel municipal que fue disuelta por la Policía Municipal.

Según testigos, Uruchurtu fue levantada por desconocidos que la subieron por la fuerza a una camioneta de color rojo en medio de la  agitación y mientras corría por las calles del poblado.

Sus hermanas Sara y Elizabeth Uruchurto, de nacionalidad británica, han levantado la voz y han acudido desde el Comité Internacional por Desaparecidos de la ONU, hasta el parlamento de la Gran Bretaña y Amnistía Internacional, para exigir al gobierno de México la aparición con vida de su hermana.

El fiscal general de Justicia, Arturo Peimbert Calvo, informó que se ha intensificado la búsqueda de la víctima de manera expedita con perspectiva de género con apoyo de la Guardia Nacional y las fuerzas de seguridad estatal.

Detalló que en un operativo terrestre y aéreo se revisaron y catearon varios inmuebles con apoyo de binomios caninos, pruebas periciales y la detección de algunos indicios biológicos relacionados con la mecánica que generó esta desaparición.

Adelantó que la institución a su cargo habrá de iniciar un modelo de investigación en colaboración con la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, además que se integrarán elementos de la Guardia Nacional, de la Policía Estatal y la misma Fiscalía.

Mientras tanto las hermanas de la víctima acusaron que el Estado mexicano no ha hecho lo suficiente para su localización, a pesar de la intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de diferentes instancias británicas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir