El sector privado nacional consideró que la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión aprobada por el Senado para crear el padrón nacional de usuarios de telefonía móvil es preocupante, ya que representa un riesgo para la seguridad de 122 millones de usuarios.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que, de acuerdo con los legisladores, el objetivo es disminuir delitos, por lo que recordó el fracaso que significó una iniciativa similar de gobiernos anteriores, que derivó en la exposición de datos de millones de usuarios.

«En la Coparmex consideramos que la aprobación de esta reforma, representa un grave riesgo en materia de protección de datos personales, y un retroceso para el país, aseveró mediante un comunicado el organismo empresarial que dirige José Medina Mora.

Expuso que la utilización de datos biométricos, convertirá este padrón en una base de datos sensibles con un alto riesgo de tratamiento inadecuado de los mismos, además de que existe un alto riesgo de ataques cibernéticos a la base de datos sensibles.

«Es preocupante que para la discusión y aprobación de esta reforma, se haya ignorado la advertencia del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (INAI), sobre el riesgo potencial al permitir que el manejo de la información de carácter biométrico», resaltó.

En ese sentido, señaló que esta reforma vulnera derechos humanos y desvía la atención en un padrón que traslada cargas a la ciudadanía, además de vulnerar sus derechos siendo que el Estado debería priorizar sus esfuerzos en la prevención, detección, investigación y sanción de delitos con inteligencia.

«Hacemos un urgente llamado al Poder Ejecutivo federal para realizar un análisis profundo sobre los impactos de esta medida, y le solicitamos ejercer su facultad de observar esta reforma (veto) en beneficio de la ciudadanía», concluyó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir