En 2021 y 2022 las entidades federativas presentan una situación económica difícil, debido a que estados y municipios van a recibir menos recursos, estarán sujetos a la recuperación económica, menores recursos extraordinarios y a procesos electorales que ejercen presión en el gasto público, advirtió la agencia calificadora HR Ratings.

“La situación, en lo general, que vamos a ver en estados y municipios, es una contracción en términos relativos importantes y si se analiza el Presupuesto de Egresos de la Federación, en términos reales, podemos ver decrecimientos en el Ramo 33, lo cual es una situación que no veíamos hace muchísimos años, esto va a generar un estrés importante”, señaló el director Ejecutivo Senior de Finanzas Públicas de HR Ratings, Ricardo Gallegos.

En conferencia con medios, añadió que la recaudación local va a ser complicada para los estados y municipios porque evidentemente la población no la está pasando bien y recaudar impuestos en la coyuntura actual ante la pandemia del covid-19 y sus efectos es algo difícil

“Muchos estados y municipios van a ver ingresos muy apretados y si no logran ajustar el gasto a esos ingresos que veremos en 2021 y 2022, y yo creo que 2022 todavía tener un efecto negativo importante, si vamos a ver un desgaste en varias entidades de la república”, señaló el directivo de HR Rating.

En este contexto, indicó que no se verá un caso extremo como el de Nayarit, con una situación de impago, pero sí se verán mayor déficits en las entidades y probablemente cuando pase el periodo electoral, disposiciones de corto y largo plazo, que eventualmente pueden afectar las calificaciones crediticias.

“Sí creemos que 2021 es un año complicado, en 2022 continuará, porque inclusive probablemente ya nos hayamos acabado los recursos del FEIEF (Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas”, expuso Ricardo Gallegos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir