Toyota Motor Sales de México anticipa para este año una recuperación en sus ventas impulsadas por un crecimiento de 20 por ciento en la venta de vehículos híbridos, así como por el lanzamiento de un vehículos deportivo, el GR Yaris.

Tom Sullivan, presidente de Toyota Motor Sales, explicó que su meta para este año será lograr ventas similares a las 85 mil unidades, lo que significaría un crecimiento cercano de10 por ciento, considerando que durante 2020 comercializó 76 mil 577 unidades.

En conferencia de prensa, Sullivan detalló que buscan rebasar el crecimiento de 20 por ciento estimado en ventas de autos híbridos, es decir, la filial mexicana de la armadora japonesa considera colocar en el mercado mexicano 16 mil unidades de este tipo de tecnología.

Sólo en el primer trimestre del año, Toyota comercializó 6 mil vehículos híbridos, lo que representa 27 por ciento del total de las ventas. Desde que la marca introdujo a México esta tecnología, en 2010, ha logrado la comercialización de 62 mil vehículos híbridos.

Guillermo Díaz, vicepresidente de operaciones de Toyota Motor Sales de México, comentó que en el primer trimestre la empresa alcanzó ventas por casi 22 mil unidades, lo que representa un avance de 27 por ciento del objetivo anual, impulsados por las ventas de sus modelos Hilux, Rav4, Avanza, Corolla y Prius C.

Descartó que se tenga afectación en las ventas por la escasez de semiconductores, ya que sólo ha afectado a la producción del modelo Tundra que se produce en Texas.

De los Rallys a México: GR Yaris

“Llevaremos la emoción de los rallys a las calles de nuestro país con la llegada de GR Yaris”, comentó Guillermo Díaz y adelantó que para el verano de este mes arribará este nuevo deportivo a México.

La versión para las calles mexicanas, de este modelo deportivo contará con un motor de tres cilindros, 1.6 litros, sus 257 caballos de fuerza que llevan de 0 a 100 kilómetros en 5.5 segundos y el primer sistema de tracción deportiva y tendrá un precio de 699 mil pesos con una edición limitada a 300 unidades.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir