Luego de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), mostró la intensión de acortar el plazo para que las empresas se ajusten a las modificaciones acordadas por el sector empresarial y el gobierno sobre el outsourcing, la iniciativa privada resaltó es fundamental respetar los tiempos otorgados para que se pueda migrar al nuevo esquema.

En videoconferencia de prensa, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora, comentó que al momento la iniciativa está en discusión en la Cámara de Diputados y Senadores, por lo que dijo, sí pueden realizar modificaciones como las que el SAT busca adelantar para mayo en lugar de septiembre.

“Consideramos importante que sí se respete este periodo de los tres meses (que se acordó) para el ajuste de las empresas; quizá lo ideal de la implementación de esta ley de subcontratación es que inicie en enero de 2022 como ya lo ha señalado la Secretaría de Hacienda, pero estaremos atentos a que esta disposición se cumpla cuando se apruebe”, aseguró.

Indicó que la expectativa es que este mismo mes quede aprobada por parte del Legislativo, y que durante mayo la Secretaría del Trabajo tendrá la posibilidad de difundir los lineamientos del registro de las empresas que quieren ofrecer servicios de subcontratación.

“Y habrá tres meses que son junio, julio y agosto, para que las empresas puedan adaptarse a estos cambios que tendrá la ley, para que entre en vigor el 1 de septiembre, esto pudiera cambiar las fechas de acuerdo con lo que se apruebe en la Cámara de Diputados y Senadores, y estaremos atentos a lo que suceda”, destacó.

En ese sentido, señaló que ya hay empresas que hicieron los ajustes necesarios, incluso algunas desde diciembre del año pasado, “que están listas para cuando entre en vigor la nueva ley de subcontratación, sin embargo, otras no están listas, y es por eso importante ese periodo de los tres meses para que puedan hacer los ajustes internos”.

En tanto, el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Ángel García-Lascurain, comentó que ven diferentes desafíos en la implementación, por lo dijo estarán acompañando el tema de cerca para poder opinar y posicionarse oportunamente.

“Un tema que nos ha preocupado por la parte de implementación, son los criterios que se puedan tomar en la Secretaría del Trabajo respecto al registro de servicios especializados, y que no existan cuellos de botella en temas administrativos”, destacó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir