El Departamento de Policía de Allen, Texas, encontró e identificó a seis personas muertas en una casa en los suburbios de Dallas. Las autoridades dijeron que se trató de un aparente pacto de asesinato y suicidio entre dos hermanos.

Los investigadores creen que los hermanos Tanvir Towhid, de 21 años, y Farhan Towhid, de 19, hicieron un acuerdo para matar a sus padres, hermana y abuela antes de suicidarse. Los cuerpos fueron encontrados la madrugada de este lunes por agentes que realizaban un control de bienestar.

El sargento de policía de Allen, Jon Felty, informó que las víctimas originarias de Bangladesh fueron identificadas como Altafun Nessa (abuela), de 77 años; Iren Islam (madre), de 56; Towhidul Islam (padre), de 54 y los mencionados hermanos de 21 y 19.

Nota de suicidio

En el curso de la investigación fue descubierta una extensa nota de suicidio en la cuenta de Instagram del joven Farhan Felty (ya fue dada de baja) en la que dijo que él y su hermano tenían un plan para matar a los miembros de su familia y luego suicidarse.

De acuerdo con el portal CBS DFW, según el escrito, los dos jóvenes sufrían depresión y se plantearon acabar con sus vidas y las de sus familiares si no lograban «arreglar todo en un año». Para lograr su objetivo, su hermano consiguió dos armas de fuego.

«Hola a todos. Maté a mí familia y me suicidé. Si me matara, ellos (mis padres) se sentirían miserables, culpables y desesperados. Amo a mi familia, realmente lo hago y es exactamente por eso que decidí matarlos», se puede leer en la nota de suicidio de Farhan Towhid.

«El plan era simple. Conseguimos dos pistolas. Yo tomo una y disparo a mi hermana y a mi abuela, mientras mi hermano mata a nuestros padres con la otra. Luego nos suicidamos», agrega el joven en la nota de suicidio de más de diez páginas.

Fazia Rahman, quien se graduó de la escuela secundaria Allen el año pasado con Farhan y Tanvir Towhid, dijo que la familia era acogedora y que los padres «trataban a todos como si fueran sus propios hijos».

«No queremos que este sea su legado familiar. Eran personas tan maravillosas que realmente tocaron las vidas de todos con quienes entraron en contacto. Eran buenas personas que tenían un futuro brillante por delante», dijo el joven.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir