Turistas nacionales y extranjeros llegaron a la ciudad de Oaxaca para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa y conocer la riqueza cultural.

Las calles del Centro Histórico son recorridas por los visitantes, ya sea a pie o en los llamados turibuses que ofrecen su servicio para conocer la historia de la capital en una unidad de motor.

Los mercados registran una alta concentración de personas, pues también pobladores han acudido a surtirse de los productos básicos para mantener a sus familias.

Policía conminan a las personas a usar cubrebocas, y a quienes no llevan les obsequian uno, ya que aún hay riesgos de contagios de la covid-19.

 



 

Compartir