La UEFA decidió poner fin al límite del 30 por ciento de aforo en los estadios desde el octubre pasado, dejando a las autoridades locales decidir eventuales cifras, debido a la próxima Eurocopa que se llevará a cabo en junio.

«Teniendo en cuenta el hecho de que las 55 asociaciones miembros de la UEFA hacen cada una frente a una situación diferente en la gestión de la pandemia, tal limitación no es ya requerida», explica la instancia tras haber reunido a su comité ejecutivo.

La organización mantiene de todas maneras la prohibición de ir al estadio a los aficionados procedentes del extranjero, «hasta las finales de las competiciones de clubes», es decir la Champions League (29 de mayo en Estambul, Turquía) y la Europa League (26 de mayo en Gdansk, Polonia).

«Será posible tener aficionados de los dos equipos en las finales, pero no hinchas de equipos visitantes antes de las finales», precisó un portavoz a la AFP.

Su decisión entra en vigor este jueves y se aplica también a las competiciones de futbol sala (futsal), que se desarrollaban hasta ahora a puerta cerrada.

La UEFA permite de este modo a las doce ciudades organizadoras de la Eurocopa de futbol, repartidas en doce países, llenar sus estadios si así lo desean.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir