La nadadora paralímpica Stefanny Rubi Cristino es una deportista que ya tiene un largo camino internacional luego de contar con seis finales en tres campeonatos mundiales y una medalla de plata en la edición del 2017, además es finalista en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, y actualmente ya tiene el pase a Tokio 2021 donde su meta es subir al podio.

Sin embargo, la trayectoria de la nadadora ha tenido un gran obstáculo y es el hecho de que las autoridades deportivas no reconocen la labor de su entrenador, el cubano José Ulises Menéndez, y con quien esta trabajando desde el 2012.

“Son varias situaciones que nos han estado pasando en estos años de trabajo y parece que no nos quieren ver juntos, como si tuvieran un resentimiento y no quieren que sobresalgamos, y eso está mal porque además no es mi resultado sino para el país, yo nado para el país”, declaró Stefanny.

La atleta indicó que las autoridades deportivas como la Conade y la Federación Mexicana de Silla Sobre Ruedas, no ha reconocido el trabajo de su entrenador, y eso se ha visto reflejado en el hecho que no le dan crédito a los resultados que ha logrado junto a ella, y actualmente no le quieren autorizar que su coach viaje a la competencia que tendrá en Sheffield, Inglaterra, del 4 al 12 de abril.

“Soy acreedora a dos competencias y un campamento de preparación previo a Juegos Paralímpicos como todos los nadadores del extinto Fodepar, y para el primer torneo que se celebrará en Sheffield, me llegó un correo por parte de Conade, y a través de federación, donde me dicen que mi entrenador no pertenece a los beneficiarios de la Conade, y se específica que la federación debe de poner a otra persona que me acompañe y que cumpla con las funciones técnicas y administrativas para que me pueda acompañar a dicho evento”, mencionó.

Dicha situación causó incertidumbre en la deportista, por lo que decidió mandar una carta a la Conade para que se aclaré la situación y no ha recibido respuesta del organismo que dirige Ana Guevara.

“Contesté que no sé qué persona cumple con esas condiciones que tiene mi entrenador. Enviamos el correo el viernes y nos contestaron que esa carta se la mandarán a las autoridades pertinentes y Conade no me ha contestado nada.Yo soy parte del extinto fideicomiso y se me da el beneficio de elegir con quién entrenar y vaya conmigo a mis viajes, y yo solo pido que vaya mi entrenador, con el que he estado preparándome durante ocho años y hemos pasado por campeonatos del mundo, Para Panamericanos, los Paralímpicos de Río 2016, y tenemos varias medallas”, indicó la nadadora, quien compite en la categoría S10.

Incluso, la deportista no encuentra alguna razón por la cual su entrenador no fue dado de alta años atrás en el extinto Fodepar.

“Lo único que quiero es que a mi entrenador lo dejen tranquilo, conmigo, que lo suban al fideicomiso, y que él sea quien viaje conmigo. Dicha petición se la hicimos llegar a Conade pero no me han contestado, y la federación me dijo que mandaría mi caso a las autoridades pertinentes, pero la federación deportiva presidida por Alfredo Espinosa de los Monteros, y el Comisionado nacional de la misma federación, Sergio Duran, han difamado a mi entrenador, y me ha puesto cómplice de esa información en contra de él, con un recurso de revisión en la subdirección de calidad del deporte de la Conade, así que nunca nos ha dado el apoyo que nos debe de dar”, sentenció.

Stefanny siente que se trata de un tema de violentar a sus derechos como deportista y el no reconocimiento de su entrenador. “Pareciera que es un tema de injusticia deportiva de la Conade y los federativos nacionales hacia nosotros dos”.

La deportista y el entrenador ya mandaron una carta dirigida al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que intervenga en el caso y así puedan continuar trabajando de la mejor forma rumbo a la meta principal que son los Juegos Paralímpicos de Tokio 2021.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir