La organización México, ¿Cómo vamos? ve necesario que se reasignen 120 mil millones de pesos de recursos federales para la atención inmediata de los grupos más vulnerables del país, ante la crisis generada por la pandemia de covid-19.

En su propuesta «Presupuesto Federal para la Recuperación», la organización dijo que para esta recuperación es necesario apoyar a casi 700 mil desempleados del sector formal, cerca de 700 mil mujeres, casi 9 millones de personas de los grupos más empobrecidos y casi 200 mil micronegocios que dan empleo a familias mexicanas.

«El origen de los recursos necesarios para la propuesta provienen de dejar de ejercer recursos destinados a ciertos proyectos de infraestructura, a Pemex y a las fuerzas armadas», destacó.

El proyecto consiste en dos documentos con una propuesta mínima de acciones para la recuperación económica de los sectores más vulnerables, financiada a través de la reasignación presupuestal, a partir del diagnóstico de las crisis que sufre México, las condiciones de las finanzas públicas del país y un análisis de políticas públicas implementadas en países en desarrollo.

Destacó que el país vive actualmente cuatro crisis, la de salud, la económica, la social y la de los cuidados, que interactúan entre sí y dificultan el éxito de las medidas implementadas para mitigar las mismas.

«El resultado de sostener una política fiscal prudente es que las familias y las empresas son quienes terminan asumiendo el costo de la deuda de manera privada para amortiguar la crisis de liquidez que atraviesa nuestra economía», dijo.

Al analizar los paquetes de respuesta a la pandemia implementados por otros países, con información del Fondo Monetario Internacional, el organismo detectó que el paquete de medidas fiscales totales de México a diciembre de 2020 fue de 2 por ciento del PIB, lo que coloca a México en la posición 150 de 181 países.

La respuesta del gobierno federal mexicano se asemeja a la de Gambia o la de Belice, países con economías mucho menos complejas y con una menor capacidad estatal.

«Las políticas públicas deben ir más allá de los promedios, ya que la pandemia ha tenido impactos diferenciados entre distintos grupos de la población, sectores económicos y regiones del país», sostuvo.

El organismo propuso un plan mínimo para la recuperación que estará acompañado de 5 indicadores para medir la implementación de programas orientados a este fin.

En este tenor, indicó que es preciso hacer reasignaciones de proyectos que no están orientados al gasto social ni a la recuperación económica posterior a la pandemia del covid-19. Estas opciones son que Pemex y la Guardia Nacional gasten en 2021 lo mismo que en 2020. La suspensión parcial o total en 2021 de los proyectos de infraestructura de la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía y que SEDENA gaste en proyectos de infraestructura en 2021 lo mismo que gastó en 2020.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir