Arely Vianey, de 25 años de edad, presuntamente decidió quitarse la vida y se colgó con un mecate que anudó a la puerta del cuarto que rentaba.

Su pareja sentimental fue quien encontró a la joven mujer y todavía trató de reanimarla, pero ya nada pudo hacer.

Tras entrar al cuarto ubicado en la privada de Ilhuilcamina de la colonia Cosijoeza, ubicada a un costado de las bodegas de fruta del Mercado de Abasto, Alfredo encontró a su pareja colgando de un mecate, cortó la soga y colocó el cuerpo en la cama para tratar de reanimarla.

No sabía qué hacer, trataba de revivirla, le untaba alcohol y no había respuesta, pasaron horas y decidió llamar a su suegra.

Isabel llegó al cuarto y al ver el cuerpo de su hija sin vida dio aviso a las autoridades. Llegaron paramédicos de la Cruz Roja, le tomaron los signos vitales y corroboraron el deceso.

Arely yacía muerta en la cama, con la imagen de la Santa Muerte a un costado.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones realizaron las diligencias correspondientes y realizaron el levantamiento del cuerpo sin vida.

 



 

Compartir