El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió este sábado la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V, junto a su esposa, Cilia Flores, informó la televisión estatal.

«Estoy vacunado, no siento ningún tipo de ‘skalosky’, ni ‘fiebrasky'», bromeó Maduro. «Dicen que uno sale hablando ruso», dijo entre risas el mandatario de 58 años de edad.

Citando estudios difundidos en el mundo, Maduro, que tiene en Rusia uno de sus principales aliados, junto a China, Cuba y Turquía, subrayó que la Sputnik V «es una vacuna de gran poder para generar inmunidad».

«No duele», comentó su esposa. «Cilia es más valiente que yo, a mí sí me dolió», comentó Maduro.

El pasado 18 de febrero Venezuela comenzó a suministrar este la primera dosis de la vacuna rusa contra el covid-19 Sputnik V al personal de salud del país, luego de
recibir 100 mil dosis de los 10 millones que encargó.

El lunes 1 de marzo arribaron al país caribeño 500 mil dosis de la farmacéutica china Sinopharm. El mandatario anunció en la víspera que su aplicación comenzará el lunes.

«El lunes de la semana que viene empieza la vacunación con la vacuna china, así que estaríamos vacunando con la vacuna rusa Sputnik y con la vacuna china», sostuvo el viernes durante un acto para conmemorar el octavo aniversario de la muerte de su mentor, el expresidente Hugo Chávez.

Venezuela tiene además reservadas entre 1.4 y 2.4 millones de vacunas deAstraZeneca por medio del sistema Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, no han podido llegar por deudas con la OMS.

La administración de Maduro ha visto limitado su acceso a cuentas estatales en el extranjero, con fondos bloqueados cuyo control recae en el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente del país sudamericano por Estados Unidos y medio centenar de gobiernos.

Con 30 millones de habitantes, Venezuela sumaba hasta el viernes 140.960 casos y 1.364 muertes por covid-19, según cifras oficiales.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

 

Compartir